• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Aumenta la cifra de fallecidos por gripe AH1N1 en Brasil

La ciudad más amenazada es Sao Paulo | EFE

La ciudad más amenazada es Sao Paulo | EFE

A menos de dos meses para la inauguración los Juegos Olímpicos en Brasil, un total de 1.003 personas han muerto por gripe A (H1N1).

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ministerio de Salud de Brasil afirmó, este miércoles, que en lo que va de año, se han reportado 5.214 casos de gripe A (H1N1). Esta cifra supera  a las  2.060 personas que fallecieron en la pandemia de 2009 en dicho país.  

La explicación presentada por dicho ente como respuesta al fenómeno, es que el virus H1N1 suele resurgir entre mayo y junio, cuando bajan las temperaturas. El brote ha impresionado a las autoridades, pues ha llegado a prácticamente todos los estados del país.

Caio Rosenthal, del Instituto de Infectología Emilio Ribas, precisó que en esta ocasión la epidemia comenzó antes de tiempo. "La población vulnerable, o sea, sin vacuna, estaba desprotegida. Así que se comenzó a distribuir la vacuna, los casos disminuyeron", añadió.

A principios de junio, se vacunó a 97% de la población prioritaria, entre niños, ancianos, indígenas y profesionales de la salud. Pero aun así, no pudo controlarse la epidemia.

Gran parte de los afectados se registraron en la región sudeste del país, con una cifra oficial de 2.606 infectados y 540 fallecidos, siendo Sao Paulo el estado con mayor incidencia: 2.197 y 434 respectivamente.

En la sede de los Juegos Olímpicos de Sudamérica (entre el 5 y el 21 de agosto), Rio de Janeiro, se han registrado unos 150 casos y al menos 44 personas han fallecido.

En estos momentos, Brasil también es afectado por el virus zika desde finales de 2015, enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti, que puede causar trastornos neurológicos y microcefalia en fetos de madres infectadas, una malformación que atrofia el desarrollo del cráneo. Hasta el 18 de junio se confirmaron 1.616 casos de bebés con microcefalia.

A pesar que las autoridades prevén una probabibilidad inferior a un caso de zika entre el medio millón de turistas que se espera acudan los Juegos,  el golfista norirlandés Rory McIlroy, cuarto del mundo, se negó a acudir a los Juegos Olímpicos Rio-2016 por temor a tal enfermedad.