• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Representantes sindicales se reunieron con Rousseff

Después de que dos semanas de multitudinarias protestas en Brasil contra la corrupción y los costos de organizar la Copa de Confederaciones y el Mundial de 2014, el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y el Congreso han respondido a algunas de las peticiones de los manifestantes / BBC Mundo

Después de que dos semanas de multitudinarias protestas en Brasil contra la corrupción y los costos de organizar la Copa de Confederaciones y el Mundial de 2014, el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y el Congreso han respondido a algunas de las peticiones de los manifestantes / BBC Mundo

Para la manifestación del próximo mes se espera participen la Central Única de Trabajadores, Fuerza Sindical y otros tres grupos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los representantes de las principales organizaciones sindicales de Brasil fueron recibidos por la jefa de Estado, Dilma Rouseff, y tras la reunión ratificaron la jornada de protestas que han convocado para el 11 de julio.

En la reunión participaron dirigentes de la Central Única de Trabajadores, de Fuerza Sindical y otras organizaciones, que explicaron que durante la reunión con Rousseff se hizo un análisis de la situación generada por las manifestaciones que desde hace dos semanas estremecen al país. Sin embargo, el presidente de Fuerza Sindical, Paulo Pereira da Silva, dijo que la mandataria declinó conversar sobre las demandas que plantean los sindicatos.

“Simplemente la presidenta escuchó a los sindicatos, se levantó y se fue pues alegó que tenía otro compromiso”, declaró Pereira da Silva.

El presidente de la Central Única, Vagner Freitas, desvirtuó la versión y explicó que la reunión con Rousseff no había sido convocada para discutir las pautas de los trabajadores, sino para analizar el momento político del país.

Freitas señaló que los sindicatos sí puntualizaron que en esa discusión deben ser tomados en cuenta los intereses de todos los trabajadores organizados en torno a los sindicatos.

Pese a sus divergencias sobre los resultados de la reunión con la presidenta, los sindicatos ratificaron que convocaron a una “jornada de lucha” para el próximo 11 de julio, a la que hasta ahora se han adherido, la CUT, Fuerza Sindical, y otras tres grandes organizaciones sindicales.

Los manifestantes ya han conseguido varias victorias tras dos semanas de protestas, como la revocación del alza de las tarifas del transporte público en decenas de ciudades y el rechazo del Congreso a un proyecto de ley que en su opinión aumentaba la impunidad de los corruptos.

La Cámara de Diputados rechazó el martes el proyecto de enmienda constitucional, que limitaba el poder de investigación de la Fiscalía en favor de la policía, ésta era una de las principales demandas de los manifestantes que afirmaban favorecía a los corruptos.