• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Brasil contará con una Policía especializada en combatir la deforestación

Se encuentran en el extremo oeste de la cuenca amazónica / BBC

Amazonia / BBC

El número de agentes que será destinados a estas tareas será definido por el ministerio de Medio Ambiente brasileño y que su principal área de actuación será la región amazónica, en la que ocurren la mayoría de los casos de agresiones al ecosistema

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brasil contará con un nuevo organismo policial formado por agentes especializados en el combate a las agresiones contra el medio ambiente, que tendrá como principal tarea la defensa de la Amazonía, informaron fuentes oficiales.

"Es un paso más para garantizar el cumplimiento de las metas de protección ambiental que se ha trazado el Gobierno", explicó un portavoz del ministerio de Medio Ambiente, que coordinará las acciones de este nuevo grupo junto con el ministerio de Defensa, la Policía Federal y otros organismos.

La fuente explicó que el número de agentes que será destinados a estas tareas será definido por esos despachos y que su principal área de actuación será la región amazónica, en la que ocurren la mayoría de los casos de agresiones al ecosistema.

El ministerio del Medio Ambiente pretende que de esa manera la fiscalización en esa vasta región sea permanente, incluso durante los períodos de lluvias, y se refuercen así las acciones que el Gobierno ha emprendido desde hace más de una década para preservar el llamado "pulmón del planeta".

La Amazonía es vigilada a través de un sistema de satélites que establece los índices de deforestación e identifica las regiones en que ese problema es más agudo, pero los organismos de control no cuentan actualmente con el personal necesario para reaccionar de inmediato contra los delitos ambientales.

"Esta Policía dará una respuesta mucho más rápida y efectiva", explicó el portavoz del Ministerio del Medio Ambiente.

Según los últimos datos oficiales, la Amazonía brasileña perdió en agosto pasado 522,24 kilómetros cuadrados de selvas, lo cual supuso que la deforestación se triplicó con respecto al mismo mes del año pasado.

Aunque las tasas de deforestación en la región amazónica comenzaron a decrecer en forma "consistente" en 2004, desde cuando han caído cerca de un 77 por ciento, tanto el Gobierno como los grupos ecológicos coinciden en que aún son muy elevadas.

La caída de esos índices es considerada "fundamental" por el Gobierno para alcanzar su meta de reducir las emisiones de gases contaminantes del país entre el 36 % y el 38 % para 2020, con la cual se comprometió en forma voluntaria durante la Cumbre sobre Cambio Climático celebrada en Copenhague en 2009.