• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Brasil pide apoyo a Perú y Bolivia para frenar llegada de inmigrantes

El ministro de la secretaría de la presidencia, Gilberto Carvalho, aclaró querer llegar a un acuerdo para que "haya un cuidado mínimo" en el uso de ambas naciones para llegar a Brasil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brasil solicitará apoyo a Perú y Bolivia para frenar la masiva llegada de inmigrantes desde Haití y de otros países, que en los últimos meses han penetrado por millares a través de las fronteras amazónicas, informaron este viernes fuentes oficiales.

"Precisamos llegar a un acuerdo para que haya un cuidado mínimo en el uso de esos países como corredor para llegar a Brasil", dijo a los periodistas el ministro de la Secretaría de la Presidencia, Gilberto Carvalho.

En las últimas semanas el fenómeno se ha agravado en los límites de Bolivia, desde donde ingresaron a Brasil unos 1.600 inmigrantes ilegales, que se encuentran alojados en precarias condiciones en las ciudades de Epitaciolandia y Brasileia.

Según la Secretaría de Derechos Humanos de Acre, la gran mayoría es de origen haitiano, aunque también hay unos sesenta senegaleses, ocho dominicanos, cinco nigerianos y al menos un bengalí.

La inmigración desde Haití por esas fronteras comenzó después del terremoto que devastó a esa nación antillana en enero de 2010 y desde entonces no ha parado.

Para intentar ponerle freno el Gobierno brasileño limitó las concesiones de visados a 1.200 por año, pero siempre que fuesen tramitados en Haití y no en territorio de Brasil.

Sin embargo, después de haber otorgado visados a 1.593 haitianos en 2011, ese número saltó hasta 1.900 en 2012 y este año ya ha sido superado en solamente tres meses de 2013.

El ministro Carvalho explicó que Brasil "no es ni será un país que rechace la inmigración", pero aclaró que es necesario que el ingreso de extranjeros se tramite en forma "ordenada".

"En algunos sectores, Brasil tiene una capacidad de absorción de mano de obra extranjera muy grande", pero "no se puede permitir" que los inmigrantes lleguen al país en medio de "tumultos", declaró.