• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Brasil: Partido que postuló a Silva apoya a Neves

Hasta el momento, Neves sólo adelantó que prevé buscar el respaldo de quienes apoyaron a Marina Silva/ BBC MUNDO

Neves había adelantado que preveía buscar el respaldo de quienes apoyaron a Marina Silva/ BBC MUNDO

La mayoría de los miembros del Partido Socialista Brasileño votaron a favor de apoyar a Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña, sin la presencia de su candidata en la primera vuelta de los comocios presidenciales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El partido que acogió a la ex aspirante presidencial Marina Silva, derrotada en los comicios del domingo, decidió el miércoles respaldar la candidatura de Aécio Neves, adversario de la presidenta Dilma Rousseff, de cara a la segunda vuelta de las elecciones el domingo 26 de octubre.
 
La mayoría de los miembros del Partido Socialista Brasileño votaron a favor de apoyar a Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña, sin la presencia de Silva, quien asumió la candidatura del partido tras la muerte del candidato original, Eduardo Campos, en un accidente de aviación en agosto. Silva era su compañera de fórmula.
 
Neves llegó al terminar la reunión y agradeció a los miembros, a la vez que prometió asumir las propuestas de Campos.
 
La decisión se tomó el miércoles, un día antes de la fecha que Silva prometió fijar su postura en conjunto con los partidos que apoyaron su campaña, incluyendo el Socialista, que lanzó su candidatura. La postura del partido era una de las interrogantes porque, como resaltaron muchos analistas, su historia está más ligada al oficialista Partido de los Trabajadores, que representa Rousseff.
 
El grupo político de Silva, llamado Red de Sustentabilidad, no ha decidido si apoyará a Neves, pero indicó que al menos no respaldará la campaña de la presidenta Rousseff. Sus miembros sostenían una reunión el miércoles por la noche antes que Silva se reúna y haga pública su decisión con los partidos de la coalición.
 
Aunque Silva aún no ha dicho explícitamente a quién apoyará, ha expresado que quiere aquello que represente el cambio. Sus asesores dicen que condicionó su apoyo a que Neves se comprometa a hacer una reforma política que prohíba la reelección y a subir el porcentaje del presupuesto destinado a la salud, entre otros puntos.
 
Walter Feldman, quien fue coordinador de campaña de Silva, dijo al portal de noticias G1 que los integrantes de Red de Sustentabilidad descartaron el apoyo a Rousseff porque ``la alternancia en el poder es fundamental''. Feldman también argumentó que el Partido de los Trabajadores no permitió el registro de la Red de Sustentabilidad como partido político en 2013, lo que obstaculizó inicialmente una campaña de Silva.
 
Al verse sin un partido debidamente inscrito, la ex ministra del Ambiente aceptó ser la compañera de fórmula de Campos y luego a la candidata presidencial cuando Campos falleció en agosto.
 
En su reunión del miércoles, miembros del Partido Socialista votaron 21 a favor de Neves, siete en mantener neutralidad y uno a favor de Rousseff. La decisión fue independiente de la del grupo Red de Sustentabilidad, liderado por Silva. Siempre fue considerada una candidata sorpresa y por lo tanto no forma parte del liderazgo del partido que representó.
 
El Partido Socialista no fue el único en apoyar a Neves el miércoles. El candidato del Partido Verde, Eduardo Jorge Martins, y el del Social Cristiano, Everaldo Pereira, también anunciaron que respaldarán al aspirante socialdemócrata, pero obtuvieron menos de 1% de los votos cada uno en la elección del domingo.
 
Neves sorprendió a Brasil cuando terminó con 34% de los votos, en comparación con 42% de Rousseff. Silva quedó fuera de la contienda con solo 21%. Silva había logrado posicionarse en primer lugar en las encuestas, incluso 10 puntos por encima de la mandataria, pero fue duramente criticada por la maquinaria del partido de Rousseff, quien la presentó en anuncios políticos como una amenaza a las prestaciones sociales logradas durante los 12 años que lleva el Partido de los Trabajadores en el poder.