• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

En Brasil: Ladrones matan en un asalto a un niño de cinco años por llorar

Sao Paulo ocupa el sexto lugar en la lista de capitales billonarias con 26 billonarios y $120,900.000 de doláres en fortunas acumuladas | El Tiempo / Colombia / GDA

Sao Paulo | El Tiempo / Colombia / GDA

Sucedió en Sao Paulo; se trata del hijo de una pareja boliviana que había llegado al país hace seis meses; ya hay tres detenidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La policía de Sao Paulo detuvo ayer a un tercer sospechoso de participar en un robo el pasado viernes durante el cual asesinaron a un niño boliviano de cinco años porque lloraba.

El detenido tiene 17 años, según la prensa local. La policía arrestó a otro sospechoso el sábado y a otro el viernes.

Uno de ellos confesó su participación en la acción criminal y reveló el nombre de tres personas que según él tomaron parte del delito, según informó la Policía Civil de Sao Paulo.

Los asaltantes mataron al menor, que estaba en los brazos de su madre, con un disparo en la nuca porque no paraba de llorar durante el asalto ocurrido en la madrugada del viernes.

El grupo de cuatro individuos irrumpió en la residencia cuando un tío y un amigo del menor llegaba en su automóvil y sometieron a los 10 habitantes de la humilde residencia en el barrio Sao Mateus.

A pesar de que la familia entregó al grupo armado 4.500 reales (unos 2.250 dólares), los asaltantes querían más dinero y amenazaron con matar a dos menores que vivían en el lugar, entre ellos Brayan, que comenzó a llorar y por eso uno de los criminales, que según el detenido tiene 17 años, disparó contra el niño.

Los padres de Brayan, que era hijo único, habían llegado a Brasil hace pocos meses para trabajar en la industria informal de la confección textil y ahora la pareja pretende retornar a su país y sepultar allí al menor.

Las autoridades consulares de Bolivia gestionan ante el Gobierno brasileño el trámite para trasladar el cadáver del menor y a sus padres al país andino.

La muerte del menor movilizó a la comunidad boliviana residente en Sao Paulo y cerca de 200 inmigrantes pasaron la noche con velas y carteles en las afueras de la comisaría que investiga el caso.