• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Brasil vive sus peores protestas en dos décadas

Protestas en Brasil | AP

Protestas en Brasil | AP

Más de 250.000 personas en 12 ciudades salieron a las calles. 84% de los manifestantes son jóvenes y 77% tienen educación superior

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es el mayor movimiento de protestas en Brasil desde 1992, cuando el pueblo salió a la calle a pedir la destitución del entonces presidente Fernando Collor de Mello bajo denuncias de corrupción.

El lunes las manifestaciones alcanzaron su punto culminante desde su inicio la semana pasada cuando por lo menos 250.000 personas en 12 ciudades salieron a las calles sin líderes identificables ni una agenda pero unidas por un sentimiento común de insatisfacción.

Las protestas ocurren en un momento de magro crecimiento económico en Brasil y una inflación en alza.

Es la primera vez que cae la aprobación del gobierno de la presidente Dilma Rousseff, sobre todo entre los más jóvenes y más ricos. El sábado fue abucheada en Brasilia, al inaugurar la Copa Confederaciones, el torneo que lleva los ojos del mundo al gigante suramericano previo al Mundial de Fútbol que se disputará en 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

En Sao Paulo marcharon unos 65.000 manifestantes. Un grupo intentó invadir el Palacio dos Bandeirantes, sede del gobierno estatal, y derribar su puerta, pero fue dispersado por la policía.

En Belo Horizonte los manifestantes intentaron llegar al estadio donde Nigeria derrotó a Tahiti y en Porto Alegre, destrozaron un autobús y prendieron fuego a decenas de contenedores de basura en la ciudad.

En Brasilia, más de 5.000 manifestantes rodearon el Congreso y cientos de ellos, eufóricos, invadieron la rampa y lograron subir al techo, donde se quedaron tres horas cantando el himno y entonando otros cánticos, antes de descender pacíficamente.

Según un sondeo de Datafolha, 84% de los manifestantes en Sao Paulo declara no tener preferencia por algún partido político. 77% tiene un nivel de educación superior y 22% son estudiantes.

Rousseff, afirmó que las voces de la calle que piden el fin de la corrupción deben ser escuchadas y señaló que 40 millones de personas ingresaron a la clase media en la última década, y tienen mejores ingresos, empleo y educación. “Son ciudadanos que quieren más y tienen derecho a más”, dijo.