• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bolivia reforzará su lucha antidroga en zona caliente del narcotráfico

Bolivia, Perú y Colombia son los tres principales productores mundiales de hoja de coca, planta base para la producción de la cocaína

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un nuevo cuartel de la fuerza antidroga boliviana reforzará la lucha contra el narcotráfico en la población de Yapacaní, identificada como el "epicentro" de la producción de droga en el país andino, anunció el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

"En nuestro país hay producción de droga y el epicentro de producción de droga es la provincia Ichilo; hay que decirlo de manera muy clara, ahí es donde se ha instalado la producción de cocaína en nuestro país", afirmó Romero en una entrevista con medios estatales.

Sin embargo, el ministro insistió en que Bolivia no es un país productor ni consumidor de cocaína, sino solo un punto de tránsito debido a su ubicación en el centro geográfico de Sudamérica y a su amplia frontera con cinco países (Brasil, Argentina, Perú, Chile y Paraguay).

Según Romero, la droga que pasa por Bolivia procede fundamentalmente de la Amazonía peruana.

El responsable gubernamental explicó que el Gobierno boliviano identificó hace dos años a cuatro poblaciones de la provincia Ichilo del departamento de Santa Cruz como puntos vinculados con el narcotráfico: San Germán, Kilómetro 7, Buenavista y Santa Fe de Yapacaní.

Hasta marzo de este año, refirió el ministro, las autoridades bolivianas han decomisado 15 toneladas de cocaína en la zona y destruido 6.021 fábricas móviles de droga y 39 laboratorios de "cristalización y reciclaje para el procesamiento de clorhidrato de cocaína".

También se descubrieron pistas de aterrizaje clandestinas, armamento, vehículos y sistemas modernos de comunicación, lo que supondría la presencia de "una estructura de organización criminal que tiene gran capacidad logística (y) gran poder económico", sostuvo Romero.

Bolivia, Perú y Colombia son los tres principales productores mundiales de hoja de coca, planta base para la producción de la cocaína.

En 2008, el país andino nacionalizó la lucha contra el narcotráfico y expulsó a la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por su sigla en inglés).

En mayo del año pasado, Estados Unidos anunció el cierre de su oficina de asistencia en la lucha antinarcóticos en Bolivia, conocida como NAS, tras casi 40 años de labor en este país.

Romero destacó este mes ante el plenario de la Comisión de Narcóticos de la ONU, en Viena, que su país triplicó las incautaciones de cocaína entre 2006 y 2013, en comparación con años anteriores, con un total de 209 toneladas métricas decomisadas.

La política antiestupefacientes del Gobierno boliviano va acompañada de la intención de "revalorizar" el empleo de la hoja de coca para usos tradicionales y medicinales, al considerar que la planta en estado puro no es una droga.

Según datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), en 2012 Bolivia tenía 25.300 hectáreas de coca, más del doble de las 12.000 hectáreas permitidas por ley para usos tradicionales y medicinales.