• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bolivia rechaza el libre comercio con la UE si no hay "complementariedad"

"Las economías ligadas a la competitividad terminan liquidando las economías de los más débiles, asfixiando las escasas oportunidades industriales que existen", declaró el ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, recalcó que su país no va a firmar ningún tratado de libre comercio con la Unión Europea mientras no se ponga el acento en complementar las diferentes economías.

"No los firmamos (los tratados de libre comercio) con ningún país, ni con Estados Unidos ni con la UE mientras no logremos resolver, acordar, principios fundamentales de los tratados que, más que con el libre comercio, tengan que ver con economías de complementariedad", indicó Quintana en una rueda de prensa en el Parlamento Europeo en Bruselas.

Quintana se encuentra en la capital belga invitado por eurodiputados de la Izquierda Unitaria en la Eurocámara, donde participó en una reunión de ese grupo parlamentario en la que se abordó el papel de las empresas trasnacionales.

Preguntado por el hecho de que Bolivia se haya desmarcado de la negociación del tratado de libre comercio con la UE que sus vecinos andinos Colombia y Perú han firmado y empezado a aplicar este año, el ministro boliviano dejó claro que su país no está interesado en un acuerdo de esas características.

"Las economías ligadas a la competitividad terminan liquidando las economías de los más débiles, asfixiando las escasas oportunidades industriales que existen", declaró.

Así, aseguró que en Bolivia "no queremos repetir la situación de Colombia, Perú, Chile o México", países que han suscrito acuerdos de libre comercio con el bloque europeo, y agregó: "Tenemos que aprender de estas lecciones que están ocurriendo en la región".

Quintana se mostró más proclive a "complementar" su economía con países como Ecuador, Venezuela o Nicaragua, e insistió en "proteger a los más débiles para que no se conviertan en factores de malestar y conflicto social".

"No podemos descuidar a los más débiles para proteger a los más fuertes", apostilló, a la vez que expuso las políticas llevadas a cabo por el Gobierno del presidente Evo Morales a fin de nacionalizar los recursos naturales del país o para conceder oportunidades económicas a los más desfavorecidos.

Quintana también hizo alusión a la posición de su país sobre "la inminencia de la intervención contra el pueblo de Siria".

"Como Gobierno condenamos toda forma de uso unilateral, desproporcionado de parte de Estados Unidos y sus aliados contra los pueblos, gobiernos que deben decidir por sí mismos e internamente sus conflictos internos", indicó.

Dejó claro que Bolivia apela a la ONU como "organismo internacional que debiera hacer todos los esfuerzos para evitar una intervención de esta naturaleza", y declaró que "existen mecanismos, recursos, posibilidades de superar esta problemática en el escenario internacional sin recurrir a la maquinaria armada".

Igualmente se refirió al conflicto diplomático producido el 2 de julio, cuando el avión de Morales, procedente de Moscú, tuvo que aterrizar en el aeropuerto de Viena después de que Portugal, Francia e Italia le impidieran aterrizar o sobrevolar sus territorios, ante la sospecha de que la aeronave pudiera transportar al ex analista de la CIA Edward Snowden, buscado por Estados Unidos.

"Hemos recibido con afecto todo el apoyo otorgado al presidente Evo Morales durante el secuestro al que estuvo sometido", señaló en la sede del Parlamento Europeo, y recriminó cualquier forma de "colonialismo" por parte de Washington en Europa en lo que respecta a ese asunto.