• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bolivia atribuyen retraso de escrutinio a amenazas de hackers y logística

La legislación electoral boliviana otorga a los tribunales departamentales hasta siete días para que transmitan sus informes al TSE / EFE

La legislación electoral boliviana otorga a los tribunales departamentales hasta siete días para que transmitan sus informes al TSE / EFE

El Tribunal Supremo Electoral declaró que los retrasos en el anuncio de los votos, donde fue reelecto en el presidente Evo Morales, se debe a las amenazas de los hackers informáticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia atribuyó hoy a supuestas amenazas de piratas informáticos y a problemas de logística el retraso en el recuento oficial de los comicios generales del domingo, en los que los sondeos a pie de urna dieron la victoria al presidente Evo Morales.

Según dijo el vocero del TSE, Ramiro Paredes, esas fueron las dos razones que impidieron anunciar a medianoche de ayer, como estaba programado, los resultados del escrutinio al 70 %.

El Gobierno, la oposición y los medios siguen, por ahora, usando como referencia las encuestas difundidas ayer por la tarde, que dieron como ganador de las presidenciales al jefe de Estado, Evo Morales, con un apoyo en torno al 60 %

Paredes aseguró que algunos de los vocales del órgano electoral recibieron en sus teléfonos celulares "anuncios anónimos" de que el sistema informático de transmisión del TSE sufriría sabotajes.

Esta amenaza, agregó, no podía ser pasada por alto, lo que obligó a las autoridades a redoblar las acciones de seguridad.

Los técnicos del TSE pusieron en marcha acciones de protección del sistema, en particular para la transmisión de los datos desde las oficinas regionales hasta la nacional, refirió Paredes.

Además, pese al esfuerzo "logístico y operativo" del TSE y a que se realizaron pruebas y ensayos, hubo un retraso en el trabajo de los notarios y los jurados ciudadanos que trabajaron en el proceso.

"Se tomaron su tiempo los jurados electorales, lo cual tuvo un efecto dominó en todas las actividades posteriores a ese hecho", indicó el funcionario electoral.

Añadió que "todos estos elementos no permitieron cumplir con lo que inicialmente había pensando el Tribunal Supremo Electoral".

"Ahí (entonamos) un mea culpa. Nosotros deberíamos no más regirnos por los plazos establecidos por la ley", dijo Paredes.

La legislación electoral boliviana otorga a los tribunales departamentales hasta siete días para que transmitan sus informes al TSE, que tiene otros cinco días más como plazo para dar a conocer los datos finales de manera oficial, recordó Paredes.

Una vez preparados ante eventuales ataques de piratas informáticos, el TSE tiene previsto continuar trabajando en el escrutinio oficial con la intención de dar nuevos datos de recuento este mismo lunes.

De momento, en la página del TSE solo hay disponibles resultados al 2,89 % del escrutinio, tras haber registrado 791 de 27.403 actas, con un total de 143.227 votos válidos, 1.747 blancos y 4.576 nulos.

A falta de resultado oficial con un porcentaje representativo y como es tradición en las elecciones de Bolivia, tanto el presidente Morales como la oposición dieron anoche por válidos los resultados de los sondeos a pie de urna y de recuento rápido difundidos por tres medios y elaborados por las empresas Ipsos y Mori.

Los muestreos, con resultados coincidentes, reflejaron que Morales se impuso en los comicios con alrededor del 60 %.

Su rival mejor situado, el empresario conservador Samuel Doria Medina, del partido opositor Unidad Demócrata (UD), consiguió en torno al 25 %, y el expresidente Jorge Quiroga (2001-2002), un 9,6 %.