• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bogotá espera respuesta de Caracas por queja territorial

María Ángela Holguín entregó personalmente la nota de protesta al embajador de Venezuela en Colombia, Iván Rincón Urdaneta | Foto EFE

María Ángela Holguín entregó personalmente la nota de protesta al embajador de Venezuela en Colombia, Iván Rincón Urdaneta | Foto EFE

La canciller María Ángela Holguín afirmó que el decreto 1787 va contra el derecho internacional 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Colombia espera que Venezuela responda la nota de protesta que envió para solicitar que se modifique el decreto 1787, emitido el 26 de mayo de 2015 por el presidente Nicolás Maduro, debido a que incluye áreas marítimas pendientes por delimitar.

“Son aguas que están en disputa. Hay una comisión negociadora presidencial desde 1990. Este decreto del gobierno venezolano es una decisión unilateral que va contra el derecho internacional”, declaró la canciller de Colombia, María Ángela Holguín, en La Habana, donde participa en los diálogos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. “Estamos convencidos de que Venezuela debe responder y esperamos que responda esta nota de protesta lo más pronto posible”-

La funcionaria afirmó que ella personalmente entregó la nota de protesta formal, el miércoles pasado, al embajador de Venezuela en Bogotá, Iván Rincón Urdaneta, después de haber conversado ese mismo día sobre el tema con su homóloga de Venezuela, Delcy Rodríguez.

El decreto presidencial 1787 creó las llamadas Zonas Operativas de Defensa Integral Marítimas e Insulares, que divide las aguas de Venezuela en cuatro áreas de carácter militar: Atlántica, Oriental, Central y Occidental.

Las coordenadas de la Zodimain Atlántica —que incluyen aguas correspondientes al territorio Esequibo— provocaron un reclamo de Guyana, que calificó el decreto de violación flagrante del derecho internacional, y aseguró que defendería su soberanía.

La queja de Colombia es por las coordenadas de la Zodimain Occidental, que abarcan áreas marítimas no delimitadas en el golfo de Venezuela, que está ubicado entre las penínsulas de la Guajira y Paraguaná.

“Las áreas en las que unilateralmente Venezuela establece sus coordenadas no pueden asumirse como venezolanas, por cuanto continúan en controversia o no se ajustan a lo acordado bilateralmente”, dice la nota de protesta.

En la misiva Bogotá solicita a Caracas que se “adopten las medidas necesarias para corregir el decreto”. Holguín señaló que las coordenadas que se usen deben corresponder a áreas venezolanas y excluir las aguas que están en negociación.

Consultada sobre que haría Colombia si Venezuela no responde, la canciller dijo: “Somos convencidos de que estas diferencias con los países se deben mantener en lo bilateral, lo vamos a mantener a nivel diplomático”.