• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La Casa Blanca no espera un encuentro entre Obama y Fidel Castro en Cuba

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se sumó a las críticas a los premios Oscar.- Foto: AP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama / Foto: AP

Es la primera visita a la isla de un presidente estadounidense en activo en 88 años. La familia presidencia visitará luego Argentina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Casa Blanca no prevé que se produzca un encuentro entre el presidente Barack Obama y el histórico líder de la revolución cubana Fidel Castro durante la visita que el mandatario estadounidense hará en marzo a Cuba con el objetivo de ampliar los avances logrados con la normalización bilateral.

"No esperaría un encuentro con Fidel Castro. Raúl Castro es el presidente de Cuba y Obama se verá con el presidente Castro", explicó hoy durante una rueda de prensa Ben Rhodes, asesor adjunto de seguridad nacional de la Casa Blanca.

La vista de Obama, la primera de un presidente estadounidense en activo a Cuba en 88 años, se producirá entre el 21 al 22 de marzo junto a su esposa, Michelle Obama, con quien se desplazará posteriormente a Argentina, donde la familia presidencial, incluidas sus hijas Malia y Sasha, realizará una visita el 23 y 24 de marzo

En su intervención ante la prensa, Rhodes explicó que Obama ha elegido viajar a la isla a principios de año, en vez de más tarde para no tratar el viaje como una coronación, sino como una forma de "seguir moviéndose hacia adelante" y lograr avances tanto alrededor de la visita, como en los meses siguientes.

El asesor de la Casa Blanca indicó que, además de mantener una reunión bilateral con el presidente cubano, Raúl Castro, Obama se reunirá con "disidentes, miembros de la sociedad civil y aquellos que se oponen a la política de los Castro".

"Siempre tendremos diferencias con este Gobierno", resolvió Rhodes, que expresó la intención de la Casa Blanca de poner sobre la mesa el tema de los derechos humanos, la libertad de reunión, la libertad de expresión y "los patrones de detenciones" contra algunos miembros de la sociedad civil.

"Queremos hacer este cambio de política irreversible", subrayó, sin embargo, Rhodes, quien reiteró el deseo del Gobierno de levantar el embargo económico que pesa sobre Cuba, decisión que depende del Congreso de EE.UU. pero cuya existencia sigue obstaculizando la normalización plena de relaciones.

Este viaje de Obama a Cuba será la primera vez que un presidente estadounidense en ejercicio pisa territorio cubano desde que lo hizo Calvin Coolidge en enero de 1928.

En aquella ocasión, con motivo de la sexta Conferencia Internacional Anual de Estados Americanos que se celebraba en La Habana, Coolidge fue recibido por el entonces presidente de Cuba, Gerardo Machado.

La visita de Obama a la isla supone uno de los puntos culmen del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU., cuyos presidentes anunciaron el 17 de diciembre de 2014 un histórico deshielo para poner fin a medio siglo de enemistad y hostilidades.