• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bill Clinton rechaza ley de defensa del matrimonio que firmó en 1996

El ex presidente de EE UU, Bill Clinton / Reuters

El ex presidente de EE UU, Bill Clinton / Reuters

El ex presidente de EE UU considera que la legislación es incompatible con la Constitución del país. "Cuando firme la ley, incluí una condición: que la aplicación de la ley no debería ser entendida como una excusa para la discriminación", recordó

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex presidente Bill Clinton se mostró hoy en contra de la Ley de Defensa del Matrimonio que él mismo firmó y sobre cuya constitucionalidad el Tribunal Supremo de EE UU deberá decidir a finales de mes en una decisión clave para la igualdad de los homosexuales.

En un artículo de opinión que publica hoy el diario The Washington Post, el ex mandatario demócrata considera que la ley, promulgada en 1996 y que es utilizada para respaldar leyes de estados que prohíben el matrimonio homosexual, no cumple los principios de "libertad, igualdad y justicia" de la Constitución.

"Como presidente que firmó la promulgación de la ley, ahora considero que DOMA (siglas en inglés de Defense of Marriage Act) es contraria a estos principios y, de hecho, es incompatible con nuestra Constitución", asegura Clinton.

El 27 de marzo, el Tribunal Supremo deberá pronunciarse sobre si la ley DOMA, especialmente su sección 3, que define el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, es constitucional o debe ser revocada para permitir que las parejas del mismo sexo, que pueden casarse en algunos estados, tengan las mismas garantías y beneficios.

Clinton apunta que las "parejas del mismo sexo que están casadas legalmente en nueve estados y el Distrito de Columbia ven negados los beneficios de más de mil tipos de programas y estatus federales disponibles para otras parejas casadas".

El ex presidente dice que cuando la DOMA se aprobó hace 17 años la situación era "muy diferente", ya que ningún estado del país había reconocido aún la unión de personas del mismo sexo.

"Cuando firme la ley, incluí una condición: que la aplicación de la ley no debería, pese a la feroz y a veces divisiva retórica, ser entendida como una excusa para la discriminación", recordó Clinton, quien asegura que comparte la lucha de la Administración de Barack Obama para promover la igualdad de los homosexuales.

Clinton asegura que EE UU es "un país joven" y que "el mundo que nos precedió nos es cada vez menos familiar". Y añade que la DOMA en 2013 y la oposición al matrimonio de personas del mismo sexo no son más que "vestigios de aquella sociedad extraña".