• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Berlusconi no será encarcelado tras perder inmunidad parlamentaria

Silvio Berlusconi / AFP

Silvio Berlusconi / AFP

El pleno del Senado deberá votar el miércoles el retiro del escaño a Berlusconi tras la condena definitiva a cuatro años de prisión por fraude fiscal en el caso Mediaset, una sanción prevista por una ley del 2012

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi, quien corre el riesgo de ser expulsado el miércoles del Senado tras su condena definitiva por fraude fiscal y perder la inmunidad parlamentaria, evitará pisar la cárcel, según sus abogados.

"Para nosotros esa hipótesis es absurda, una provocación", aseguró el abogado del magnate, Franco Coppi, durante una conferencia de prensa en la sede romana de la asociación de corresponsales extranjeros.

"En principio la fiscalía puede solicitar tal medida, pero para nosotros sería algo irreal", agregó el abogado, que indicó que el el magnate de las comunicaciones, de 77 años, naturalmente eno va a huir. Berlusconi intentó el lunes in extremis evitar ser expulsado para siempre del Parlamento, un final humillante para el líder indiscutible por 20 años de la derecha italiana, y pidió la revisión judicial de su caso.

El pleno del Senado deberá votar el miércoles el retiro del escaño a Berlusconi tras la condena definitiva a cuatro años de prisión por fraude fiscal en el caso Mediaset, una sanción prevista por una ley del 2012. "No creo que un fiscal se atreva a pedir la cárcel para él, una medida tan injustificada", reiteró Niccolo Ghedini, otro abogado del político y empresario.

Ghedini, quien es senador del partido del magnate, considera un "error grave" expulsar a Berlusconi del parlamento cuando la Corte Europea para los Derechos del Hombre examina un recurso en contra de esa medida.

El exprimer ministro lanzó una ofensiva esta semana contra su expulsión, en conferencias de prensa, entrevistas y declaraciones a radio, televisión y diarios, al tiempo que movilizó a sus simpatizantes para que salgan a protestar el miércoles en Roma. "La manifestación será sólo el inicio. Italia es una democracia recortada", declaró el magnate, quien advirtió que no renunciará por ninguna razón a su escaño porque se siente el "legítimo líder de los electores de derecha italianos".