• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Berlusconi pide elecciones y acusa a la izquierda de golpe de Estado

Silvio Berlusconi / AFP

Silvio Berlusconi / AFP

El ex primer ministro aseguró que el actual Ejecutivo de Enrico Letta "no puede durar" porque "no ha cumplido sus compromisos" y "no ha sido elegido por el pueblo"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi pidió que se celebren elecciones generales en su país coincidiendo con las europeas de mayo próximo, al tiempo que acusó a la izquierda de dar un "golpe de Estado" contra su persona.

En una entrevista difundida por la radio francesa "Europe 1", la primera desde su expulsión del Senado el pasado 27 de noviembre según la emisora, Berlusconi aseguró que el actual Ejecutivo de Enrico Letta "no puede durar" porque "no ha cumplido sus compromisos" y "no ha sido elegido por el pueblo".

El ex primer ministro dijo que no se ha ido de la política y que dirigirá a su formación Forza Italia en las próximas citas electorales, aunque no será candidato si la justicia no revisa las condenas de inhabilitación que pesan sobre él.

"Voy a tratar de convencer a los 24 millones de italianos que todavía no se han entregado a la izquierda", aseguró el líder conservador, que dice estar "en campaña electoral" y que augura "una gran mayoría en las próximas elecciones".

Berlusconi señaló que su expulsión del Senado "puede llamarse un golpe de Estado" y señaló que en los últimos 20 años Italia ha vivido cuatro, que el ex primer ministro calificó como "un país no gobernado por los hombres elegidos por el pueblo".

Achacó su situación a la presión del Partido Comunista, que quiere hacerse con el poder, y señaló que han logrado ponerle en una "situación personal frágil", con su teléfono bajo escucha y sin la posibilidad de abandonar el país.

"Pueden enviarme a prisión cuando quieran, pero no tengo miedo, si lo hicieran habría una revolución en Italia", afirmó.

También se mostró convencido de que no le impedirán liderar la campaña electoral de su partido "contra una mayoría que ha utilizado su brazo judicial" para eliminarle de la escena política.

Berlusconi consideró falsos todos los cargos que pesan contra él, aseguró que no ha evadido impuestos y que es "el primer contribuyente de Italia" y anunció recursos tanto en su país como en el Tribunal Europeo de Luxemburgo.

"Estoy absolutamente seguro de que seré absuelto", dijo el político, que consideró que los jueces italianos solo atienden a los testimonios en su contra.

Berlusconi calificó de "normales" las fiestas que montó en su casa en las que "nunca hubo un gesto que no fuera elegante".

El ex primer ministro admitió que recibió al presidente ruso, Vladimir Putin, dos días antes de que el Senado votara su expulsión y le consideró "un amigo".

Más duro se mostró con la canciller alemana, Angela Merkel, de la que dijo que "defiende los intereses" de su país y le acusó de imponérselos a Europa con una política de austeridad que "va a crear depresión y no desarrollo".

Cuando le preguntaron por el expresidente francés Nicolas Sarkozy, Berlusconi se negó a responder.