• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Berlín ofrece ayuda técnica y financiera para destruir arsenal químico sirio

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle / Reuters

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle / Reuters

En ello jugará un papel primordial tanto el Consejo de Seguridad de la ONU como la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, con la cual Alemania está dispuesta a colaborar en el cometido de lograr "que el mundo sea más seguro"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno alemán ofreció hoy ayuda técnica y financiera para la destrucción de las armas químicas de Siria, tras ratificar su apoyo a los acuerdos alcanzados entre Estados Unidos y Rusia sobre ese armamento del régimen de Damasco.

A los "importantes pasos" logrados en favor de una solución política debe seguir una implementación de esos acuerdos, apuntó en un comunicado el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle.

En ello jugará un papel primordial tanto el Consejo de Seguridad de la ONU como la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, con la cual Alemania está dispuesta a colaborar en el cometido de lograr "que el mundo sea más seguro".

"Estamos dispuestos a contribuir técnica y financieramente a la destrucción de las armas químicas en Siria", concluye el comunicado.

En una anterior reacción, el mismo Westerwelle había apremiado hoy a Rusia, en tanto que aliado tradicional de Siria, a presionar sobre Damasco para que puedan hacerse efectivos los acuerdos sobre las armas químicas.

"Hay dos cosas decisivas: en primer lugar, que al anuncio sirio de someterse al control y destrucción de sus armas químicas sigan hechos. En segundo lugar, que Rusia, como potencia protectora del dictador, ejerza la suficiente presión sobre el régimen", apuntó el ministro.

Estas declaraciones siguen a los primeros pronunciamientos de ayer, sábado, tanto del ministro como de la canciller, Angela Merkel, celebrando los acuerdos anunciados por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

"A las palabras deben seguir actos", advirtieron a continuación tanto la jefa del gobierno alemán como su titular de Exteriores.

Kerry y Lavrov acordaron en Ginebra que Damasco tendrá que entregar en el plazo de una semana la información sobre su arsenal químico, que en noviembre los inspectores de Naciones Unidas deberán estar en el terreno y que las armas deberán ser destruidas para mediados de 2014.