• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Berlín se volcó a la calle para celebrar la caída del Muro

La jornada festiva culminó con la liberación, uno tras otro, de los 8.000 globos luminosos | Foto EFE

La jornada festiva culminó con la liberación, uno tras otro, de los 8.000 globos luminosos | Foto EFE

Angela Merkel dijo que los sucesos de hace 25 años muestran que es posible cambiar las cosas para mejor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Centenares de miles de berlineses y turistas vivieron la gran fiesta organizada en la capital de Alemania para conmemorar el 25 aniversario de la caída del Muro de Berlín, en una celebración de marcado carácter popular y con una discreta participación institucional.

La jornada festiva terminó con la liberación al cielo berlinés, uno tras otro, de los 8.000 globos luminosos distribuidos a lo largo de 15 kilómetros de lo que fue el trazado del muro, y el cuarto movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven (el conocido "Himno a la Alegría") interpretado por la Orquesta Estatal, dirigida por Daniel Barenboim.

Los globos contaron con padrinos como el último líder de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov —aclamado por el público al grito de “Gorbi, Gorbi”—, el ex presidente de Polonia Lech Walesa —símbolo de la lucha contra el régimen comunista polaco— y el presidente de Alemania, Joachim Gauck.

El alcalde-gobernador de Berlín, Klaus Wowereit, dio las gracias en un discurso previo a todas las personas que de forma pacífica contribuyeron a echar abajo el muro y que lograron que la ahora capital alemana se convirtiera en una “metrópolis abierta y tolerante que vive de su diversidad”.

A pesar del frío y del cielo encapotado, la afluencia de público a la Puerta de Brandeburgo, que acogió los actos centrales, era comparable a la de Fin de Año, lo que obligó a media tarde a cerrar los accesos por motivos de seguridad.

La Bornholmer Strasse, donde estaba el primer control fronterizo que alzó su valla a los ciudadanos del este, y la Bernauer Strasse, donde está el memorial del muro, también estuvieron muy concurridas a lo largo de todo el día.

Por el escenario instalado en la Puerta de Brandeburgo pasaron numerosos cantantes y grupos musicales, principalmente alemanes, además del inglés Peter Gabriel, que dio inicio al concierto final interpretando la canción “Héroes”.

Desde temprano. La jornada comenzó en la mañana con una misa en memoria de las víctimas en la Capilla de la Reconciliación. Antes del oficio religioso, la canciller de Alemania, Angela Merkel, y el alcalde de Berlín colocaron rosas en recuerdo de quienes murieron intentado cruzar el muro en el memorial situado en la Bernauer Strasse.

En su primer discurso del día, en la inauguración de una exposición permanente sobre la vida diaria detrás de la pared que durante 28 años dividió la ciudad, Merkel calificó la caída del Muro de Berlín de una muestra de que “los sueños se pueden hacer realidad, que nada debe permanecer tal y como está, por muy grandes que sean los obstáculos”.

“Podemos cambiar las cosas para mejor. Ese es el mensaje de la caída del muro”, dijo la canciller. Agregó que ese aprendizaje es válido también para “la gente en Ucrania, en Siria, en Irak y en muchas otras regiones de nuestro planeta donde la libertad y los derechos humanos están siendo amenazados e incluso pisoteados”.

LOS DATOS
El papa Francisco aprovechó el angelus para recordar el papel de Juan Pablo II en la caída del Muro de Berlín y llamar a construir puentes en vez de barreras. También rezó para que “se desarrolle cada vez más la cultura del encuentro, susceptible de hacer caer todos los muros que todavía dividen el mundo”.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, advirtió contra la aparición de nuevas fronteras en la región, al tiempo que exigió una amplia reforma de las políticas de asilo y de refugiados. “El derecho a viajar libremente y poder vivir en cualquier parte del continente es el mayor logro de la unidad europea”, declaró.

El escritor japonés Haruki Murakami envió un mensaje de apoyo a los manifestantes prodemocracia de Hong Kong, comparando su lucha con la que hizo caer al Muro de Berín hace 25 años. Imputó los conflictos actuales en el mundo entero a un sistema de muros que separan a la gente y subrayó que es deber de los novelistas ayudar a los lectores a franquear esos muros.