• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Benedicto XVI visitará Oriente Medio

Benedicto XVI / EFE

Benedicto XVI / EFE

El sumo pontífice se trasladará en primer lugar a la basílica de San Pablo en la aldea de Harisa, en la región central de Kesruan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante su visita al Líbano entre los próximos días 14 y 16 de septiembre, el papa Benedicto XVI visitará lugares de gran significado para los cristianos de Oriente Medio.

El primer lugar adonde se trasladará el viernes el papa será la basílica de San Pablo en la aldea de Harisa, en la región central de Kesruan, a unos 600 metros de altitud y 28 kilómetros al norte de Beirut.

En ese santuario, donde oró también su predecesor Juan Pablo II en 1997, Benedicto XVI firmará la exhortación apostólica postsínodo de los Obispos para Oriente Medio y pronunciará un discurso.

El enclave es de una belleza increíble y desde allí se domina la bahía de Yunieh, el litoral desde Kesruan hasta la ciudad de Biblos y las cimas del monte Sannin, cubiertas de nieve en invierno.

En la zona hay un convento -sede de la asociación San Pablo y residencia de seminaristas- y un instituto universitario donde se enseñan Filosofía y Teología.

De estilo bizantino, la basílica posee una arquitectura inspirada en la iglesia de Santa Sofía de Estambul y está decorada en su interior con imágenes, dibujos e iconografías que van desde el Antiguo Testamento hasta el Nuevo Testamento.

Al día siguiente, el papa se reunirá con las principales autoridades políticas y religiosas del país, diplomáticos y miembros de la sociedad civil en el palacio presidencial de Baabda.

Posteriormente, se dirigirá al convento de Nuestra Señora de Bzommar, donde almorzará con los patriarcas y obispos del Líbano, así como con miembros de la Asamblea especial del sínodo para Oriente Medio.

En Bzommar, a 19 kilómetros de Beirut, está la sede de los armenios católicos, comunidad que se concentró en esa región tras huir del genocidio turco y que mantiene muy buenas relaciones con las demás comunidades cristianas presentes en el Líbano.

Pertenecen a esta iglesia asociaciones caritativas que se encargan de mantener parroquias y escuelas, y que conceden gran importancia a los movimientos juveniles.

El mismo sábado, el sumo pontífice se reunirá también con los jóvenes en Bkerke, sede del patriarcado maronita que está situada cerca de la Nunciatura Apostólica y de la colina donde se erige la estatua de Nuestra Señora del Líbano, visitada tanto por cristianos como por musulmanes.

La iglesia maronita (católica) es la más importante entre las cristianas del Líbano y uno de sus miembros es el presidente del país, como estipula el acuerdo nacional y el pacto de Taif, que puso fin a la guerra civil (1975-1990).

Benedicto XVI celebrará en su último día de visita al Líbano una misa al aire libre en el muelle de Beirut, durante la cual presentará su exhortación apostólica, recitará el Ángelus y pronunciará un discurso.

Después se trasladará a la sede de la Nunciatura Apostólica -la representación del Vaticano en el país- para almorzar y de ahí irá a la sede del patriarcado sirio-católico en Deir el Cherfé, una cima que domina las aldeas de Harisa y Darún, para celebrar un encuentro ecuménico.

Deir el Cherfé fue escogido por el patriarca San Ignacio Michel II Jarweh (1782-1800), que buscó refugio en un lugar seguro del Monte Líbano, ubicado en el centro del país, huyendo de las persecuciones que sufrió en Turquía por cuestiones de fe.

El líder religioso construyó una escuela y un monasterio en este paraje de las montañas libanesas, que -contrariamente al litoral- siempre sirvieron como refugio tradicional a los perseguidos.