• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Benedicto XVI urge renovación de la Iglesia

El papa Benedicto XVI oficia la misa del Miércoles de Ceniza en la basílica de San Pedro del Vaticano, hoy, miércoles 13 de febrero de 2013 l EFE

El papa Benedicto XVI l Foto: EFE

Destacan rivalidad entre el cardenal Angelo Sodano y el actual número dos del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Benedicto XVI, que renunció a su pontificado, urgió a una renovación de la Iglesia al despedirse de cientos de párrocos y seminaristas luego de haber denunciado la víspera, con tono profético, la hipocresía y las rivalidades que amenazan a la milenaria institución.

En la Sala Pablo VI del Vaticano, agotado, con ojeras y la voz ronca, el Papa, vestido con su tradicional sotana blanca expresó, con tono emotivo, que  “tenemos que trabajar para que se realice verdaderamente el Concilio Vaticano II y se renueve la Iglesia”, dijo.

El Pontífice habló ante el clero de Roma de su pasado como teólogo y contó anécdotas relacionadas con el Concilio Vaticano II, en la década de los 60, en el que participó activamente, un evento considerado clave para la modernización de la Iglesia del siglo XX.

Para el Papa las reformas aprobadas entonces, su apertura al diálogo con el mundo, no se han realizado. “La Iglesia no es una organización, jurídica ni institucional, sino una organización vital que está en el alma. Somos la Iglesia, somos todos un cuerpo vivo”, aseguró.

El primer jefe de la Iglesia consideró que la visión actual que dan los medios de comunicación de la Iglesia, tan política, ha creado muchos problemas, ha sido una calamidad. “Aún si me retiro estaré siempre cerca a todos ustedes y ustedes estarán conmigo aún si desaparezco del mundo”, dijo el Papa.

Las palabras de Benedicto XVI conmovieron a los asistentes, que lo ovacionaron en señal de admiración y respeto, vitoreando repetidamente al Papa. “En nombre de los sacerdotes de Roma le aseguramos al Papa que lo queremos y que nos comprometemos a orar por él”, le dijo el cardenal italiano Agostino Vallini.

El papa Ratzinger fue arropado con aplausos que se mezclaban con el canto Tu sei Petrus (Tu eres Pedro).