• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Benedicto XVI será Papa emérito con sotana blanca y zapatos mexicanos

El papa Benedicto XVI  / EFE

El papa Benedicto XVI / EFE

El viernes los 115 cardenales electores serán invitados a las congregaciones previas al cónclave que podrían empezar el lunes 4 de marzo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El papa Benedicto XVI, cuya renuncia se hará efectiva mañana, tendrá el título de Papa Emérito o de Pontífice Romano Emérito, se vestirá con sotana blanca y zapatos mexicanos, indicó el Vaticano.

El portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi, dio detalles de la indumentaria del futuro ex Papa, de 85 años, que podrá conservar el tratamiento de Su Santidad. “Al Papa le gustaron mucho los zapatos que le regalaron los artesanos de León en México y continuará llevándolos”, dijo Lombardi. Se trata de unos zapatos de color marrón rojizo hechos a mano.

Benedicto XVI también podrá seguir vistiendo de blanco, un color normalmente reservado para los papas. “Será una vestidura talar blanca simple”, dijo Lombardi, aunque no llevará la esclavina, la capa corta que suelen llevar los pontífices.

Luego de la renuncia, Benedicto XVI también dejará de llevar el anillo del pescador de oro macizo en el cual está grabado su nombre en latín.

El Papa pasó el día de ayer rezando y ordenando papeles en sus aposentos preparándose para la audiencia general de hoy, su última aparición pública antes de que se haga oficial su renuncia.

Entre los documentos dejados para el próximo Papa habrá un informe confidencial de tres cardenales sobre el caso Vatileaks del año pasado, cuando el ex mayordomo de Benedicto XVI filtró papeles privados que revelaron corrupción y disputas al interior del Vaticano.

El nuevo Papa heredará una Iglesia marcada por esas revelaciones y escándalos de abuso infantil de parte de sacerdotes en Europa y Estados Unidos, los cuales seguramente pesaron en la determinante decisión papal y han sometido al escarnio público a los representantes de la Santa Sede.

El secretario particular del Papa, Georg Gänswein, le leyó algunos de los miles de mensajes provenientes del mundo entero, entre ellos de jefes de Estado, para ayudarle a responderlos.

El Vaticano repartió 50.000 entradas reservadas para participar en la audiencia general de hoy, pero se espera la llegada de miles de personas a la Plaza de San Pedro.

Último encuentro. La audiencia general, entendida como el encuentro semanal del Papa con los feligreses, respetará la forma habitual aunque esta vez Benedicto XVI podrá dar una vuelta más larga de lo normal con su papamóvil. No habrá el tradicional besamanos, en el que algunas personas tienen el privilegio de besar el anillo del pescador. “El Santo Padre es consciente que todo el mundo le querrá saludar y por eso no quiere que haya diferencias”, explicó Lombardi.

Un día después de su renuncia, el cardenal decano Ángelo Sodano invitará a los cardenales electores (115 por el momento) a las congregaciones previas al cónclave.

Estas congregaciones son las reuniones previas en las que los cardenales empiezan a definir el perfil del nuevo Papa y que podrían empezar el lunes 4 de marzo.