• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bebé reportada muerta en Colombia "volvió a la vida"

El "cuerpo sin vida", según Vieira, fue dejado hasta las seis de la mañana en la sala de partos donde fue atendida. A esa hora fue llevado a la morgue de la clínica e instalado en una pequeña caja

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una recién nacida que fue declarada oficialmente como muerta por los especialistas volvió a la vida 10 horas después en la morgue de un hospital de una empobrecida ciudad del noroeste del país, informaron el jueves los médicos que atendieron el caso.
 
"La niña la van a llamar Milagros por lo que acaba de suceder, que para nosotros los médicos, con lo que pasó con la niña, es un milagro'', dijo el doctor Farid Vieira, gerente del hospital San Francisco de Asís de la localidad de Quibdó, en el departamento de Chocó y a 305 kilómetros al noroeste de Bogotá.

La noche del 12 noviembre la madre de Milagros, Jenny Adriana Hurtado, de 28 años, ingresó al centro asistencial con apenas 27 semanas de gestación y procedente de una región rural de Chocó.
 
"Entonces los médicos y el ginecólogo hicieron todo lo posible para que no se le saliera la bebé, pero ante el inminente parto hubo que hacerle un procedimiento de cesárea y la niña salió con bastante dificultad respiratoria por la falta de madurez pulmonar'', explicó el facultativo.

Pese a los esfuerzos médicos, la pequeña fue reportada oficialmente como fallecida a las 3.20 (0820 GMT) de la mañana del miércoles por dificultades respiratorias severas. Había vivido sólo 35 minutos, según el acta de defunción que alcanzó a ser elaborada por los facultativos.

 El "cuerpo sin vida", según Vieira, fue dejado hasta las seis de la mañana en la sala de partos donde fue atendida. A esa hora fue llevado a la morgue de la clínica e instalado en una pequeña caja.

"A la 1.30 de la tarde de ayer (miércoles) llegaron los familiares a reclamar el cuerpecito. El encargado de entregar el cadáver observo que la niña tuvo un movimiento, abrió los ojos y empezó a llorar'', relató Vieira, quien agregó que de inmediato la bebé fue ingresada en una incubadora. Pesaba entonces sólo 880 gramos.

Horas después, y ante la poca capacidad del hospital San Francisco de Asís para atender este tipo de complejos cuadros clínicos, se optó por trasladar a Bogotá a la pequeña Milagros. En compañía de su tía Reyes Hinestroza, la neonata fue internada al mediodía del jueves a la Clínica Santa Teresita del Niño Jesús, ubicada en el occidente de la capital colombiana. La madre de Milagros sigue hospitalizada en Quibdó por su frágil estado de salud. "Milagros está en este momento en pediatría'', dijo por teléfono Hinestroza. "Está estable'".
 
Vieira observó que "esto un milagro, porque un recién nacido estar prácticamente a la intemperie más de 10 horas en una morgue, sin ningún cuidado, es un milagro por donde usted lo vea''.

El padre de Milagros, según Vieira, es un agricultor y también se dedica a la pesca, que es una de las pocas fuentes de trabajo en Chocó, uno de los departamentos más pobres y olvidados de Colombia.