• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El heredero de la corona real británica impulsa la economía de su nación

Los duques de Cambridge salen del hospital con su hijo / AFP

Los duques de Cambridge salen del hospital con su hijo / AFP

El nuevo miembro de la familia Windsor será un embajador muy efectivo y lucrativo para Reino Unido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Según un estudio de la empresa Finanzas de Marca –que también se encarga de evaluar la monarquía y coincidió con el nacimiento real–, señaló que el recién nacido producto de la unión de William y Kate reavivará la economía de la nación con 521 millones de libras esterlinas. La combinación de en el corto plazo, souvenir, memorabilia, comidas y bebidas y en el largo plazo de productos que inspiren a las parejas jóvenes a concebir un infante como ropa de bebé, coches, canastillas ayudarán a la economía con la empatía que sienten los consumidores tras el nacimiento real.

La contribución de la monarquía a la economía británica este año es 1.5 millardos de libras esterlinas. Durante el jubileo de diamante de la reina en 2012 hubo un ligero incremento del comercio y lo relacionado a la marca Británica. El costo económico adicional, similar a un feriado bancario significó un beneficio neto cercano a 925 millones de libras esterlinas. Mientras que el valor de la monarquía como un todo lo que incluye los beneficios económico en el futuro, más las propiedades de la corona y los ducados de Cornwall y Lancaster han elevado su valor de 43 millardos de libras esterlinas a 53.6 millardos.

El jefe ejecutiva de las Finanzas de Marca, David Haigh comentó: “La monarquía es una de las marcas británicas más valiosas. A pesar de lo que cualquiera pueda pensar acerca del principio constitucional, hay pocas dudas sobre la institución de la monarquía y añade ganancias a largo plazo en el valor económico del Reino Unido. La monarquía es un soporte muy poderoso para un individuo y para cualquier marca de una compañía y el nuevo Windsor será sin duda un embajador efectivo y lucrativo para la marca británica, lo que hace una contribución significativa a la tarea de sacar al Reino Unido de la recesión”.


Muy conmovidos. El príncipe William y su esposa, Katharine, abandonaron el hospital y permitieron que el mundo conozca a su flamante primogénito, quien se ha convertido en el tercero en la línea de sucesión al trono británico.

Kate, que llevaba un vestido azul, salió con el bebé en brazos antes de pasárselo a su esposo, en medio de las expresiones de alegría que coreaban los curiosos congregados ante la puerta del hospital.

“Tiene un buen par de pulmones, eso es seguro”, dijo William, mientras Kate añadió que ambos están muy emocionados tras el nacimiento de su primer hijo, tercero en la línea de sucesión al trono británico.

“Es un momento especial. Creo que cualquier padre primerizo sabrá qué se siente”, explicó Kate mientras el bebé movía las manos, que emergían de la manta en la que estaba envuelto.

Luego de posar para las fotografías ante medios de todo el mundo, la pareja dijo que aún estaba buscando el nombre de su bebé y que ambos se sentían muy conmovidos.

“Todavía estamos hablando del nombre, lo tendremos lo antes que podamos”, dijo William.

“Afortunadamente, se parece a ella”, aseguró.

La pareja cumplió con la tradición de que sea la ciudadanía la primera en ver al bebé a las puertas del hospital, al igual que hicieron el padre de Guillermo, el príncipe Carlos, y su difunta madre, la princesa Diana, con su primogénito.

Los padres de Kate Middleton, Carole y Michael, fueron los primeros que vieron a la pareja con su nuevo hijo. Consultada sobre si sabía el nombre o había hecho alguna sugerencia, Carole Middleton dijo: “Absolutamente no”.

Mientras que el abuelo paterno, el príncipe Carlos de Inglaterra, aseguró que estaba completamente fascinado con la llegada de su nieto.