• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Barack Obama agradeció a sus votantes al lograr otros cuatro años de mandato

Saludo y agradecimiento de @BarackObama en su perfil Twitter / Captura Twitter

Saludo y agradecimiento de @BarackObama en su perfil Twitter / Captura Twitter

Aunque los conteos estaban reñidos en estados clave como Ohio y Florida, medios anunciaron la reelección

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se impuso ayer en estados clave como Wisconsin y Pensilvania, lo que significó un elemento fundamental para la victoria que, según proyecciones de la televisora CNN, obtuvo sobre el candidato republicano, Mitt Romney. El mandatario logró la reelección con 274 colegios electorales contra 201 de su contrincante.

“Esto sucedió gracias a ustedes, muchas gracias, estamos en esto juntos, así es como hicimos la campaña y así es como somos, muchas gracias. Cuatro años más”, escribió el jefe de Estado a en tres mensajes consecutivos de su cuenta de Twitter, en la que también mandó una foto en la que aparecía abrazado a su esposa.

El triunfo del mandatario en las entidades mencionadas colocó presión sobre el ex gobernador de Massachussets, que debía ganar en Ohio, Florida y Virginia. Allí ambos candidatos aparecían empatados.

Más de 120 millones de personas sufragaron después de una campaña presidencial que puso al descubierto las diferencias entre los estadounidenses que quieren que continúe Obama y los que prefieren un cambio.

En una batalla estado por estado para conseguir los 270 votos electorales necesarios para llegar a la Casa Blanca, ambos aspirantes ganaron donde estaba previsto.

Los primeros conteos en Florida mostraban una lucha cuerpo a cuerpo. Obama tenía ventaja en Ohio y Romney en Virginia. El ex gobernador de Massachussets necesitaba vencer en esas entidades para soñar con la Presidencia.

Las posibilidades del conservador se vieron golpeadas por los triunfos de su rival en Wisconsin, Pensilvania y Nueva Hampshire. Además, perdió Michigan, su estado natal.

Cadenas de televisión proyectaban que el aspirante republicano ganó en estados conservadores como Kentucky, Virginia Occidental, Oklahoma, Carolina del Sur, Indiana, Alabama, Tennessee y Misisipi. Además, triunfó en Texas, Kansas, Luisiana, Nebraska, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

Obama triunfó en Nueva York, Nueva Jersey, Maryland, Vermont, Connecticut, Delaware, Washington DC, Massachusetts y en su bastión, Illinois.

Al cierre de la edición no se habían contabilizado 84 votos electorales en estados de la costa oeste del país, como Washington, Oregon, Idazo, Nevada y California, donde están en juego 55 y que es un feudo del Partido Demócrata.

A medianoche, con casi 70 millones de votos escrutados, CNN atribuía una ventaja en el voto popular para el conservador, que tenía 37.682.000 contra 36.357.000 de Obama.

La decisión de los ciudadanos marcará el rumbo del país en los próximos cuatro años en lo que respecta al gasto público, los impuestos, el sistema de salud y los desafíos de política exterior, entre los que se destacan las ambiciones nucleares de Irán y el surgimiento de China.

Un sondeo de Reuters-Ipsos realizado el lunes reveló que uno de cada tres votantes de Obama dijo que la economía fue el tema más importante en la campaña, mientras que la mitad de los partidarios de Romney destacó ese punto.

En cuanto al Congreso, proyecciones de The New York Times aseguran que los demócratas mantenían el control del Senado, con 50 legisladores de 100, mientras que los republicanos retuvieron la mayoría en la Cámara de Representantes, con al menos 173 diputados de 435 posibles.

Jornada. Las elecciones transcurrieron como se había previsto. Largas filas fueron visibles en centros de votación en los 50 estados de la unión.

El Presidente cumplió con su ritual de jugar baloncesto en día de elecciones junto con un grupo de colaboradores y amigos en un complejo deportivo de Chicago. Ya había votado por adelantado hace unos días en Illinois. Después felicitó a su rival republicano por brindar una enérgica carrera por la Casa Blanca. Manifestó estar confiado en que obtendrá la reelección.

Romney votó en la mañana en compañía de su esposa, Ann, en Belmont, a las afueras de Boston, Massachussets. Dijo sentirse muy optimista. Allí fue a Cleveland, Ohio, y después a Pittsburg, Pensilvania, donde se reunió con votantes y activistas.