• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Barack Obama y Raúl Castro tuvieron encuentro bilateral en Panamá

Los mandatarios de Cuba y EE UU se reunieron en Panamá / EFE

Los mandatarios de Cuba y EE UU se reunieron en Panamá / EFE

El mandatario estadounidense dijo en la plenaria que “lo ideal es no encarcelar a la gente que no está de acuerdo con nosotros”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los presidentes Barack Obama y Raúl Castro sostuvieron un histórico diálogo que consolida su decisión de avanzar en la reconciliación de Cuba y Estados Unidos, enemigos por más de medio siglo.

“Esta es obviamente una reunión histórica”, dijo el presidente estadounidense antes del encuentro, al margen de la VII Cumbre de las Américas en Panamá.“Después de 50 años de políticas que fracasaron era hora de intentar algo nuevo”, añadió Obama, que agradeció al mandatario cubano por su “espíritu abierto”. Sentado a su lado, Castro advirtió que deben tener mucha paciencia. “Ha sido una historia complicada la de nuestros países, pero estamos dispuestos a avanzar como él está diciendo,  a discutirlo todo, incluso los asuntos de derechos humanos”, agregó.

Horas antes, en la apertura de la cumbre, Obama y Castro ya se habían saludado y dado la mano, al igual que hicieron en 2013 cuando coincidieron en Johannesburgo en el funeral por el ex presidente sudafricano Nelson Mandela.

Durante la sesión plenaria, el presidente estadounidense había anticipado que “no será prisionero del pasado” en sus relaciones con Cuba y con América Latina.

“Podemos pasar mucho tiempo hablando de agravios e injusticias pasadas y poner a Estados Unidos de excusa ante los problemas nacionales, pero eso no resolverá nada”, afirmó.Obama dijo que el acercamiento reciente con el gobierno cubano –con el que, admitió, seguirán teniendo diferencias– marca un punto de inflexión en los vínculos bilaterales. “La relación entre Estados Unidos y las Américas es la mejor en muchas décadas”.

El mandatario reconoció que el tratamiento que su país le ha dado a los derechos humanos no siempre ha sido congruente, pero aclaró que seguirán denunciando situaciones que considera injustas, no porque quiera inmiscuirse sino porque cree que es lo correcto.

“Creemos que lo ideal es no encarcelar a la gente que no está de acuerdo con nosotros”, precisó. “Creemos que todo el mundo debe tener la oportunidad de hablar y defender sus opiniones”, agregó, en respuesta a las palabras del presidente de Ecuador, Rafael Correa, sobre la calidad de la prensa en América Latina.

Obama insistió en que el interés de su país es trabajar con el resto del continente para enfrentar problemas como el calentamiento global y el tráfico de drogas, entre otros.

“No estoy interesado en disputas que francamente empezaron antes de que yo naciera. Estados Unidos mira hacia el futuro”, dijo. Paso positivo. El presidente de Cuba, Raúl Castro, hizo un relato histórico de “agresiones imperialistas” a América Latina, pero exculpó de ellas al mandatario estadounidense.

“La pasión me sale por los poros cuando de la revolución se trata, pero le pido disculpas al presidente Obama porque él no tiene nada que ver con todo esto”, declaró.En lo que representó la primera intervención oficial de un gobernante cubano en una Cumbre de las Américas, Castro recordó que son los mandatarios anteriores de Estados Unidos los que tienen deudas con América Latina y calificó a Obama de hombre honesto, cualidad que atribuyó a su origen humilde.

Castro valoró como un paso positivo la decisión de Obama de quitar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo y su esfuerzo por normalizar las relaciones bilaterales, al tiempo que instó a los países de América Latina a apoyar al presidente estadounidense en “su intención de liquidar el bloqueo” a la isla.A pesar de los elogios, Castro le exigió a Obama derogar las sanciones contra Venezuela, un país del que sostuvo que “no es ni puede ser una amenaza contra la seguridad de Estados Unidos”.

Reiteró “todo el apoyo de Cuba al gobierno legítimo y a la unión cívico-militar que encabeza el presidente Nicolás Maduro”.Al hablar de Venezuela, Castro llegó a encresparse al afirmar que los cubanos son quienes mejor conocen la agresión que sufre. “Lo sabemos porque están pasando por el mismo camino por el que pasamos nosotros y están pasando por las mismas agresiones por las que pasamos nosotros”, declaró al tiempo que daba un fuerte golpe en la mesa.