• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bangladesh vive una jornada de huelga en su décimo día de violencia política

El país se encuentra sumido en una escala de tensión desde el 5 de enero, cuando comenzó un parón de transporte indefinido convocado por el BNP con motivo de la conmemoración del primer aniversario de las polémicas elecciones generales de 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bangladesh vivió hoy una jornada de huelga convocada por la oposición para protestar por el ataque hace dos días a un exministro de Asuntos Exteriores del Partido Nacionalista (BNP), en la que sus simpatizantes incendiaron vehículos y lanzaron bombas en el décimo día de violencia política.

La alianza de partidos opositores al Gobierno, liderada por el BNP, convocó una huelga de doce horas que comenzó a primera hora de la mañana local y se extendió hasta la tarde, informaron los medios bangladeshíes bdnews24 y Daily Star.

El país se encuentra sumido en una escala de tensión desde el 5 de enero, cuando comenzó un parón de transporte indefinido convocado por el BNP con motivo de la conmemoración del primer aniversario de las polémicas elecciones generales de 2014.

La primera ministra, Sheikh Hasina, advirtió ayer a los opositores que "los que juegan con fuego se queman con fuego" y aseguró que el Gobierno acabará con la campaña lanzada por la oposición para devolver al país a una situación de normalidad.

Ante el aumento de la tensión, la Policía Fronteriza endurecerá las medidas represivas contra los opositores, según indicó el director general de cuerpo, Aziz Ahmed, quien dijo hoy que sus agentes abrirán fuego contra los portadores de cócteles molotov, según recogen medios locales.

En los últimos días numerosos actos vandálicos tuvieron lugar en todo Bangladesh y más de una docena de personas perecieron en altercados relacionados con los choques.

La última de las muertes se produjo esta madrugada local al ser quemado vivo un joven de 17 años mientras dormía en un autobús que fue incendiado en Kaliakair, en la provincia de Dacca, dijo a bdnews24 el agente de la Policía de la zona Rafiqul Islam.

El conductor del autobús, presidente de un sindicato regional, sospecha que el ataque fue motivado por un discurso en el que el día anterior criticó las huelgas y sabotajes, según el periódico digital.

Otras cinco personas, entre ellas un niño, perecieron ayer después de que simpatizantes de la oposición prendiesen fuego a un autobús en Mithapukur, en la provincia septentrional de Rajshahi.

El Departamento de Estado estadounidense llamó ayer en un comunicado al diálogo entre los partidos políticos bangladeshíes y pidió que se evite la "violencia e intimidación".

Las elecciones generales celebradas hace un año en Bangladesh estuvieron marcadas por choques entre miembros de grupos opositores y las fuerzas del orden, que provocaron la muerte de una veintena de personas, con las que subieron a 150 los fallecidos desde noviembre de 2013 por la violencia electoral.

La oposición y varias organizaciones pro derechos humanos han criticado al Gobierno bangladeshí por los ataques a sus adversarios políticos desde entonces.

Khaleda Zia, ex primera ministra y líder del BNP, permanece desde hace diez días encerrada en la sede de su partido por orden policial.

Además, el secretario general del BNP en funciones, Mirza Fajrul fue arrestado la semana pasada, mientras que el vicepresidente del partido, Tarique Rahman, y el director del canal ETV, Abdus Salam, fueron acusados de sedición.