• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Banco Mundial: Desaceleración latinoamericana puede ser permanente

El organismo aseguró que solo podrán evitar la medida si abordan reformas estructurales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los gobiernos de América Latina y el Caribe solo podrán evitar que la desaceleración actual de sus economías se convierta en un cambio permanente si abordan reformas estructurales, advirtió el miércoles el Banco Mundial.

Al difundir su informe semestral, el economista jefe del Banco Mundial para América Latina, Augusto de la Torre, expresó su optimismo sobre la capacidad de la región para abordar reformas fundamentales pese a no haber aprovechado plenamente la bonanza de las materias primas entre 2003 y 2008 y a las distracciones que pudieran representar los escándalos de corrupción que enfrentan varios gobiernos.

El economista señaló que México inició el proceso de reformas estructurales al que ya se han sumado otros países, pero dijo que la región debió aprovechar mejor el boom para acelerar reformas en educación, infraestructura y su conexión con otras regiones del orbe.

"Los economistas latinos son muy creativos y creo que van a hacer contribuciones al tema del crecimiento, pero no de inmediato. Ese es el tema central", indicó.

De la Torre indicó que los países latinoamericanos enfrentarán el obstáculo adicional de tener que definir estrategias de largo plazo para el crecimiento en sociedades democráticas, lo cual "es difícil porque el ritmo de cambio gubernamental hace que los horizontes sean cortos, pero el tema de crecimiento requiere de horizontes largos".

El experto describió como "aguda e inesperada" una desaceleración latinoamericana que atribuyó a una fuerte caída de la inversión extranjera a raíz de la menor demanda china de materias primas, pero descartó que constituya una crisis macroeconómica como las que aquejaron al continente durante los años 90.

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional coinciden en que América Latina y el Caribe crecerán este año 0,9%, lo cual representa el cuarto año consecutivo de desaceleración.

Ambos organismos multilaterales celebrarán esta semana en la capital estadounidense su reunión semestral, a la que asistirán ministros de finanzas y presidentes de bancos centrales del mundo entero.