• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ban pidió a la comunidad internacional no intervenir en Siria

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon / AFP

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon / AFP

El secretario general de la ONU considera que se debe esperar hasta que los inspectores hayan concluido su investigación en el terreno sobre el supuesto uso de armas químicas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a la comunidad internacional que no inicie ninguna intervención militar en Siria hasta que los inspectores hayan concluido su investigación de cuatro días en el terreno sobre el supuesto uso de armas químicas y analizado sus hallazgos.

"Demos una oportunidad a la diplomacia, demos una oportunidad a la paz", dijo Ban en un discurso con motivo de la celebración del primer centenario del Palacio de la Paz y, posteriormente, en una rueda de prensa y una conferencia en la Universidad de la ciudad holandesa de Leiden, cercana a La Haya.

Los inspectores de la ONU finalizaron hoy el segundo día de sus investigaciones sobre el terreno, que se espera duren cuatro jornadas, según aclaró hoy Ban, tras lo cual empezará el análisis de los hallazgos, lo que requerirá de nuevo tiempo.

Los expertos de la ONU "están trabajando tan duro", dijo. "Dejémoslos acabar su trabajo de cuatro días y entonces los expertos tendrán que analizar científicamente antes de informar al Consejo de Seguridad", indicó.

Países como Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña sopesan una intervención militar en Siria ante las denuncias sobre un supuesto ataque con armas químicas por parte de Damasco.

El secretario general de la ONU evitó pronunciarse explícitamente sobre la legitimidad de una eventual intervención militar, a la espera precisamente de los hallazgos de los expertos.

"No debería entrar en la justificación de cualquier acción. Mi labor ahora es conducir y completar la investigación de si se usaron o no armas químicas" en Siria, dijo.

Ban recordó además que debe ser la ONU la que ofrezca "el marco de cualquier posible intervención militar" en el país árabe.

"La Carta de la ONU proporciona claras directrices para las acciones de paz y seguridad", sostuvo.

Recalcó, no obstante, que el uso de armas químicas no puede permitirse "bajo ninguna razón ni bajo ninguna circunstancia porque constituye un crimen contra la Humanidad" y una violación de la ley internacional.

Por ello, "los autores de este crimen tienen que ser castigados, tienen que rendir cuentas", aseveró.

Ban sostuvo que la deteriorada" situación en Siria ha alcanzado su momento "más serio", por lo que "es esencial establecer hechos".

El jefe de Naciones Unidas instó a la comunidad internacional a que permita al Consejo de Seguridad de la ONU a "usar su autoridad para la paz" y defendió la vía diplomática y del diálogo como medios para la resolución del conflicto sirio.

Aseguró que la ONU está mostrando su capacidad de "liderazgo" en la resolución del conflicto sirio.

"No ha pasado un solo día sin que haya mantenido conversaciones con los líderes mundiales, lo que significa que la ONU está asumiendo liderazgo" en este tema, reveló ante estudiantes de la Universidad de Leiden.

"Paremos esta lucha (armada) y empecemos con el diálogo", remarcó el diplomático surcoreano, al tiempo que denunció la "situación catastrófica" que atraviesa Siria, en un conflicto que se ha cobrado ya "más de 100.000 vidas".

Sobre la disponibilidad de la ONU para ayudar a los refugiados en el conflicto, aclaró que desde que empezó el conflicto en el país árabe se han "movilizado todos los recursos necesarios" para desplegar ayuda humanitaria en la zona.

Por su parte, el ministro de Exteriores holandés, Frans Timmermans, coincidió con Ban en la "importancia" de que los inspectores acaben su trabajo, pero aclaró que un posible uso de armas químicas "requiere una respuesta".

"Si se han usado armas químicas, eso tiene que tener una respuesta", dijo en referencia a la postura holandesa de apoyar una intervención militar en caso de comprobarse el uso de gases venenosos por parte del Gobierno de Damasco.