• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ban Ki-moon: En Libia no habrá progreso si persiste la violencia

Para Ban, es esencial detener el flujo de armas hacia Siria | Foto EFE / Archivo

Para Ban, es esencial detener el flujo de armas hacia Siria | Foto EFE / Archivo

"Seamos claros: sin un fin inmediato de los enfrentamientos violentos y sin el restablecimiento de una paz duradera, la prosperidad y la vida mejor serán solo lejanos sueños", dijo el secretario general de la ONU

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario general de la ONU, Ban ki-moon, hizo hoy en Trípoli un dramático llamado a los libios para que pongan fin a la violencia que asuela al país desde la caída del dictador Muamar Gadafi en 2011, y particularmente en las últimas semanas.

Ban, acompañado por su representante especial para Libia, el español Bernardino León, llegó hoy a Trípoli por sorpresa con el fin de impulsar el diálogo entre las diferentes facciones armadas que se disputan el poder y el territorio en el país.

"Seamos claros: sin un fin inmediato de los enfrentamientos violentos y sin el restablecimiento de una paz duradera, la prosperidad y la vida mejor serán solo lejanos sueños", dijo Ban tras reunirse en un hotel de la capital con parlamentarios rivales de distintas tendencias.

Ban pidió que callen las armas, particularmente en la ciudad de Bengazi (segunda del país) y que en paralelo se abra un diálogo político para reforzar la legitimidad del Parlamento elegido el 25 de junio, que se reúne en la ciudad de Tobruk por la inseguridad en Trípoli y porque el parlamento saliente sigue reclamándose legítimo, aunque la comunidad internacional no lo reconozca.

El pasado 29 de septiembre las partes en conflicto alcanzaron un acuerdo de alto el fuego en conversaciones auspiciadas por la ONU en Gadamés, pero el acuerdo pronto quedó en papel mojado.

El secretario general sugirió a los libios que formen un gobierno de unión nacional "fuerte y capaz de ejecutar las decisiones", y basado en los principios de inclusión y de rechazo claro del terrorismo.

Insistió en que la ONU puede acompañar a Libia en este proceso de diálogo y unidad nacional, pero no puede imponer ninguna solución que no nazca desde dentro del pueblo libio, y recordó a las facciones que las victorias militares son a veces el camino más fácil, pero solo una paz basada en el diálogo garantiza una solución más duradera.

A Ban lo acompañan en este viaje la ministra italiana de Exteriores, Federica Mogherini, y emisarios de los gobiernos de Francia, Malta y el Reino Unido.