• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bagdad niega que participe en conflicto sirio

El ministro de Asuntos Exteriores de Irak, Hoshiyar Zibari, aseguró que su país no alienta al gobierno de Bachar al Asad para que siga el conflicto en Siria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ministro de Asuntos Exteriores de Irak, Hoshiyar Zibari, negó este martes que su país participe de manera oficial o con voluntarios chiíes en el conflicto sirio en respaldo al régimen de Damasco, tras acusaciones de la oposición siria.

"No hay ninguna participación gubernamental o militar oficial en la lucha que se libra en Siria, porque Irak no es parte en la crisis", subrayó en un comunicado el jefe de la diplomacia iraquí.

Durante una reunión en Bagdad con el consejero de Estado de EE UU para Asuntos iraquíes, Brett McGurk, Zibari aseguró también que su país "no apoya ni alienta la implicación de voluntarios iraquíes en el conflicto sirio".

Insistió en que Bagdad respalda la solución política y un proceso de traspaso democrático pacífico en Siria, así como la celebración de la Conferencia de Ginebra II para resolver la crisis.

Las declaraciones de Zibari sobre Siria se producen después de que fuentes de la oposición siria, citadas por medios de prensa árabes, acusaran a Irak de participar en los combates con milicianos chiíes, la misma confesión del presidente sirio, Bachar al Asad.

Según esas informaciones, los milicianos iraquíes chiíes son enviados a Siria con el pretexto de defender los santuarios de su comunidad, aunque en realidad acuden a luchar junto a las tropas leales a Al Asad, que tiene su gran aliado en Irán.

EEUU también había expresado su preocupación por la postura de Irak ante este conflicto. El pasado marzo, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, reprendió al Gobierno iraquí por supuestamente permitir que aviones iraníes atraviesen el espacio aéreo iraquí rumbo a Siria.

En su primer viaje a Irak como jefe de la diplomacia estadounidense, Kerry criticó la falta de inspecciones en suelo iraquí de esos aviones iraníes "cargados de equipamiento militar y combatientes", que llegan a Siria para apoyar al régimen de Al Asad.