• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bachelet intenta volver a ser la cara de La Moneda

La ex presidenta chilena Michelle Bachelet / EFE

La ex presidenta chilena Michelle Bachelet / EFE

El proceso electoral es considerado histórico debido a que el voto pasó a ser voluntario. Se teme que la abstención sea la gran protagonista 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Este domingo 13 millones de chilenos están convocados a votar para escoger al presidente de la República, renovar toda la Cámara de Diputados y una tercera parte del Senado, en unos comicios calificados de históricos debido a la puesta en marcha del voto voluntario, la elección, por primera vez, de consejeros regionales, la presentación de nueve candidatos dispuestos a ocupar el palacio presidencial de La Moneda y la posibilidad, según las encuestas, de que Michelle Bachelet sea la primera mujer reelecta a la primera magistratura de Chile.

Las expectativas sobre la participación del electorado han centrado los últimos debates políticos en el país andino, una vez que el Centro de Estudios Públicos de Chile revelara que 53 % de los ciudadanos, no estaría dispuesto a votar.

El politólogo y sociólogo chileno, Patricio Navia, consideró que de producirse un abstencionismo cercano al 30% el mismo no sería alto, mientras que cualquier otro escenario estará por verse.

La incertidumbre sobre el número exacto de electores se desprende del esquema de sufragio voluntario promovido por el presidente Sebastián Piñera. En el proceso presidencial anterior (2009), 8,5 millones de personas estaban obligadas a votar a lo que ahora se suman los casi cinco millones de potenciales votantes inscritos en el proceso automático.

Los chilenos que residen en el exterior están impedidos de votar por ley y en un acto simbólico de protesta organizaron una jornada de participación por Internet, desde hace una semana, para promover el derecho al sufragio. Hasta la fecha han participado 2.500 chilenos, de los aproximadamente 500.000, residentes en más de 40 países.

Escenarios. Pese a que la economía de Chile muestra resultados positivos, existe un aumento del descontento social en rechazo a las medidas de ajuste liberal sobre todo en educación y salud, lo que ha originado que la principal oferta electoral de los candidatos a la presidencia sea la reforma de la Constitución, incluso para la aspirante a la reelección.  “Bachelet ha declarado que quiere una nueva Constitución. No ha hablado de reformas sino de una nueva. Ha dicho que lo hará sólo dentro de los marcos institucionales existentes, pero éstos no permiten reemplazar la Constitución. La puede modificar o reformar pero no remplazar.  Ese es uno de los tantos puntos en que el programa de Bachelet es bastante ambiguo”, apuntó Navia.

A la par del tema normativo, estas elecciones pueden suponer un golpe para la derecha en Chile de ganar Bachelet, en primera vuelta electoral (50% +1) y de obtener su coalición la mayoría en el Congreso, lo que le permitiría llevar a cabo las reformas previstas en su programa de gobierno. “Bachelet realizará un gobierno bastante más moderado de lo que esperan o temen muchos. De hecho, será más bien como los gobiernos anteriores de la Concertación, que se caracterizaron por su moderación y pragmatismo”, vaticinó Navia.

La citada encuesta del Centro de Estudio Públicos arrojó una intención de voto del 47 % para Bachelet y 14 % para la conservadora, Evelyn Matthei, por debajo de los índices históricos de votación de la derecha chilena, confirmó EFE.

Protagonistas de la contienda

En una jornada electoral inédita en la historia democrática de Chile, nueve candidatos aspiran la presidencia; sin embargo, dos mujeres lideran la campaña de acuerdo con los sondeos de opinión: Michelle Bachelet y Evelyn Matthei. Los otros candidatos son: Franco Parisi, economista e independiente;  Marcel Claude, ambientalista apoyado por el Partido Humanista; Ricardo Israel, abogado y académico del  Partido Regionalista de los Independientes;  Marco Enriquez-Ominami, filósofo y cineasta del Partido Progresista;  Roxana Miranda, del hogar, líder del Movimiento Social por la Vivienda del Partido Igualdad; Alfredo Sfeir, economista del Partido Ecologista Verde y Tomás Jocelyn-Holt, abogado independiente.

Bachelet: Pionera

Verónica Michelle Bachelet, médico de 62 años de edad, fue ministra de Salud y titular de la cartera de Defensa durante el gobierno de Ricardo Lagos (primera mujer en Chile y Latinoamérica en ocupar ese cargo), la primera mujer presidente de Chile y la primera directora de Naciones Unidas-Mujeres. Hija de un general que murió por las torturas recibidas por oponerse al golpe de Estado de 1973. En esta oportunidad, aspira volver a tomar las riendas de Chile apoyada por la coalición de centroizquierda (más el Partido Comunista) con la que gobernó entre 2006 y 2010. Su principal oferta electoral es la reforma tributaria, la reivindicación de las demandas sociales, sobre todo, educación gratuita y de calidad para los ciudadanos.

Matthei: Continuidad

Evelyn Matthei, pianista y economista de 59 años de edad. Llegó a ser aspirante a la primera magistratura luego de las renuncias de los dirigentes Laurence Golborne y de Pablo Longueira de la organización conservadora Unión Demócrata Independiente. Es  hija de un general de alto rango durante la dictadura de Augusto Pinochet. Fue diputada y posteriormente senadora. Representa la continuidad de la gestión del actual presidente, Sebastián Piñera, de quien fue ministra del Trabajo. Su oferta electoral contempla la creación de 600.000 empleos y hacer crecer la economía del país.

Orden constitucional

La Constitución de Chile de 1980, modificada luego del plebiscito de 30 de julio de 1989 y vigente durante la transición de 1990 (al concluir del régimen militar de Augusto Pinochet), establece que Chile es una República democrática, cuya soberanía reside en la nación, reseñó EFE.

En 1991, 1994, 1997, 1999, 2000, 2001, 2003 y 2005 hubo nuevas reformas en la Constitución. Las de 2005 eliminaron los senadores designados y vitalicios, redujeron el mandato presidencial a cuatro años y facultaron al presidente de la República para cambiar a los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas.

Las grandes concertaciones

Hay 16 partidos políticos constituidos en Chile agrupados, en su mayoría, en dos grandes plataformas: La Concertación de Partidos por la Democracia de izquierda y centro (Partido Demócrata Cristiano, Partido por la Democracia, Partido Radical Socialdemócrata, Partido Socialista de Chile  y Alianza por Chile. La Coalición de Derecha (Unión Demócrata Independiente, Renovación Nacional y el  Partido Humanista).