• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bachelet evaluará cierre de cárcel especial para represores

La candidata presidencial de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet / El Mercurio de Chile

La candidata presidencial de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet / El Mercurio de Chile

El debate sobre las condiciones en que cumplen prisión los antiguos agentes represivos de la dictadura reflotó cuando el presidente Sebastián Piñera ordenó el cierre del penal Cordillera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ex presidenta de Chile y candidata a un nuevo mandato Michelle Bachelet afirmó hoy que evaluará el cierre de Punta Peuco, una prisión especial para violadores de los derechos humanos, si gana las elecciones del próximo 17 de noviembre.

"Voy a evaluar cuáles son las condiciones políticas, de Gendarmería (Servicio de Prisiones) y carcelarias para tomar una decisión a ese respecto", precisó la exmandataria (2006-2010), en una entrevista con el canal Megavisión.

Bachelet, candidata de la oposición y favorita de las encuestas para ganar las elecciones, subrayó su rechazo a las "cárceles de privilegios" en que cumplen sus condenas los autores de violaciones de los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El debate sobre las condiciones en que cumplen prisión los antiguos agentes represivos de la dictadura reflotó cuando el presidente Sebastián Piñera ordenó el cierre del penal Cordillera, en el una decena de oficiales retirados del Ejército condenados llevaban una vida llena de comodidades.

La medida establecía el traslado de los oficiales a Punta Peuco, considerada también una prisión privilegiada y situada a 35 kilómetros de Santiago, pero uno de ellos, el general Odlanier Mena, no soportó la idea del traslado y se suicidó el pasado fin de semana.

Bachelet, en la entrevista con Megavisión, ratificó su respaldo a la decisión del presidente Piñera, pero puntualizó que "si yo llego a La Moneda haré mi propia evaluación de cuáles son las mejores medidas".

Pregunda porqué no cerró el penal Cordillera durante su anterior administración, la abanderada de la centroizquierdista Nueva Mayoría sostuvo que en esa época lo importante era que los encausados cumplieran sus condenas.

"Me tocó otra etapa, en la que lo que importaba era que personas que estaban siendo imputadas y luego condenadas por la justicia cumplieran sus condenas", precisó.

"No se olvide que hace unos años había gente que insistía en que había que aplicar la ley de Amnistía (dictada en 1978 por Pinochet) y en que esas cosas (las violaciones de los derechos humanos) eran falsas", añadió.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que unos 1.192 son todavía detenidos desaparecidos, mientras que unos 33.000 fueron torturados y encarcelados por causas políticas.