• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bachelet elogia el "nuevo impulso" del papa para los cambios en Latinoamérica

Presidenta de Chile, Michelle Bachelet / EFE

Presidenta de Chile, Michelle Bachelet / EFE

La mandataria chilena agradece la preocupación del pontífice por "las formas de exclusión social" en las sociedades latinoamericanas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, afirma que el papa Francisco traerá un "nuevo impulso" a los grandes cambios y los retos de progreso social en América Latina, en una entrevista publicada hoy en el diario italiano La Repubblica.

Bachelet elogia la preocupación del papa argentino por "las formas de exclusión social" en las sociedades latinoamericanas, eje sobre el que han girado también las reformas que ha emprendido en su segundo mandato como presidenta: fiscales, electorales y educativas.

La presidenta comenzó hoy una visita oficial a Roma, donde asistirá a diversos actos oficiales con el primer ministro, Matteo Renzi, y con el presidente de la República, Sergio Mattarella, y tiene previsto reunirse con el pontífice el viernes.

El Vaticano espera además la visita de otros dos dirigentes latinoamericanos este fin de semana: Bachelet precederá a la presidente argentina Cristina Kirchner y al presidente de Venezuela Nicolás Maduro, que tienen previsto reunirse con el pontífice el domingo.

La procedencia latinoamericana de Jorge Bergoglio está suponiendo una oportunidad para estrechar lazos con el continente, según Bachelet, quien considera muy importantes del papa "las palabras a favor de la justicia social", como también "el acento sobre las personas más que sobre las instituciones", que serán fundamentales para los cambios en el continente sudamericano.

Bachelet explica a La Repubblica que Chile ha vivido en los últimos tres decenios un "fuerte proceso de modernización", sobre todo en el ámbito económico y tecnológico, pero admite que este proceso no se ha plasmado con la misma velocidad en los asuntos sociales, laborales y políticos,

"Avanzar hacia una modernización socialmente inclusiva es la base de nuestro programa de gobierno", asegura.

Tras los escándalos de corrupción que han salido a la luz en los últimos meses y que han afectado directamente a miembros de su Gobierno, Bachelet explica que se ha implicado personalmente y ha creado una "nueva agenda de transparencia", que contempla "penas más altas" para este tipo de delitos.

La corrupción hasta ese momento no figuraba como uno de los mayores problemas entre la ciudadanía chilena, por lo que supuso una grave merma de su popularidad, pero aún así -subraya- hoy en día "la corrupción en los negocios y en la política se ha convertido en un reto global en los democracias modernas".