• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bachelet cambia su Gabinete en medio de la crisis

Presidenta de Chile, Michelle Bachelet / EFE

Presidenta de Chile, Michelle Bachelet / EFE

La presidenta de Chile sostuvo que su equipo saliente “trabajó intensamente para satisfacer las necesidades ciudadanas”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció hoy nueve cambios en su gabinete en medio de la caída de su popularidad a raíz de los casos de corrupción destapados en los últimos meses.

El gobierno "entra en una nueva fase, tan exigente e inspiradora, que requiere poner renovadas energías y rostros nuevos al frente de las tareas que hemos comprometido con el país y que la ciudadanía nos demanda", afirmó durante el acto de toma de juramento de sus nuevos ministros.

Aseguró, no obstante, que su equipo saliente, encabezado por Rodrigo Peñailillo en el Ministerio del Interior, "trabajó intensamente para satisfacer las necesidades ciudadanas", con la concreción de 56 medidas prioritarias y 123 proyectos convertidos en ley desde marzo de 2014.

Desde entonces, el gobierno de Bachelet se concentró en avanzar en reformas clave de su programa, principalmente la tributaria y la educativa, que busca la gratuidad, el fin del lucro y de la selección en la enseñanza, con financiación proveniente de la primera reforma.

Además envió al Congreso una reforma laboral que fortalece los sindicatos y la negociación colectiva y anunció que en septiembre próximo comenzará el proceso de una nueva Constitución.

Pero el efecto de los avances se diluyó al destaparse la financiación ilegal de campañas políticas por parte de empresas que entregaban a los partidos grandes sumas de dinero disfrazadas de honorarios por servicios inexistentes y que justificaban con facturas falsas que además se usaban para rebajar impuestos.

La propia Bachelet ha sido salpicada por la implicación de su hijo, Sebastián Dávalos, en un oscuro negocio inmobiliario que le reportó una millonaria ganancia y que es investigado por presunto tráfico de influencias y uso de información privilegiada.

En ese contexto y con una popularidad inferior a 30 %, Bachelet, que inició su segundo mandato en marzo del año pasado, optó por pedir la renuncia de sus 23 ministros, aunque finalmente los cambios fueron nueve, cinco de ellos nuevas figuras y los restantes, que ya estaban en el equipo, fueron cambiados de cartera.

El cambio principal correspondió al Ministerio del Interior, donde el hasta ahora ministro de Defensa, el democristiano Jorge Burgos, remplazó a Rodrigo Peñailillo, del socialdemócrata Partido Por la Democracia (PPD).

Burgos, que en gobiernos anteriores ha sido jefe de gabinete y subsecretario del Interior, dijo que privilegiará el diálogo y la búsqueda de grandes acuerdos.

"Vamos a escuchar las voces de este país, las voces políticas, las voces sociales", aseguró el dirigente democristiano de 58 años.

Peñailillo, visto como delfín de Bachelet y que resultó salpicado por el escándalo de cobro de honorarios, manifestó su seguridad de que al final del período las grandes reformas comprometidas por la mandataria serán una realidad.

Bachelet también sustituyó al ministro de Hacienda, Alberto Arenas, cuyo puesto será ocupado por Rodrigo Valdés, hasta ahora presidente del Banco del Estado.

Nunca antes, desde la recuperación de la democracia en 1990, un ministro de Hacienda había perdido el puesto en un ajuste de gabinete.

Marcelo Díaz, hasta hoy embajador de Chile en Argentina, fue designado ministro Secretario General de Gobierno (portavoz), en reemplazo de Álvaro Elizalde.


María Fernanda Villegas, ministra de Desarrollo Social, fue reemplazada por el hasta ahora subsecretario de esa misma cartera, Marcos Barraza, que se convirtió así en el segundo ministro comunista de Bachelet, junto a Claudia Pascual, ministra de la Mujer.

En el Ministerio de Cultura, Claudia Barattini fue reemplazada por Ernesto Ottone y Jorge Insunza, un diputado del PPD, fue designado ministro secretario general de la Presidencia en reemplazo de la democristiana Ximena Rincón, que a su vez fue designada ministra del Trabajo.

Javiera Blanco, que hasta ahora encabezaba ese cargo, fue destinada al Ministerio de Justicia, mientras el hasta hoy titular de ese cargo, José Antonio Gómez, se convirtió en el nuevo ministro de Defensa. El canciller Heraldo Muñoz ya había sido ratificado en su cargo la semana pasada.

Los nuevos ministros coincidieron en señalar que solo en la noche de este domingo supieron de sus nombramientos, que Bachelet analizó enclaustrada en su casa durante tres días.