• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Bachelet urge atender a damnificados por sismo que aún viven en campamentos

Salida de Michelle Bachelet luego de su investidura | EFE

Salida de Michelle Bachelet luego de su investidura | EFE

"Este va a ser el quinto invierno para algunas familias que están todavía en campamentos o con soluciones provisorias", señaló la mandataria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, prometió hoy solucionar de manera prioritaria el caso de varias familias damnificadas por el sismo de 2010 que aún viven en campamentos, las cuales se exponen a pasar un quinto invierno austral en esos lugares.

"Este va a ser el quinto invierno para algunas familias que están todavía en campamentos o con soluciones provisorias", señaló la mandataria al nombrar a Paula Forttes como delegada presidencial para la reconstrucción.

"(La solución a los campamentos) será una de las prioridades de la delegada", enfatizó Bachelet quién agregó que "no podemos demorar más el inicio de este proceso".

El antecesor de Bachelet, Sebastián Piñera, afirmó en el cuarto aniversario del sismo que su Administración logró reconstruir un 97 % de las infraestructuras afectadas por el terremoto y maremoto de 2010.

"De las 220 mil viviendas destruidas, el 90 % está hoy construida, terminada y entregada y aproximadamente 20 mil viviendas están en proceso de construcción y que la próxima semana serán entregadas a las familias", aseguró Piñera doce días antes de entregar el poder a Michelle Bachelet.

Sin embargo, decenas de familias de la región del Maule y también del Bío Bío, dos de las más afectadas por el terremoto se han quejado de que ya pasaron cuatro años del sismo "y nuevamente pasaremos un nuevo invierno viviendo en campamentos".

En una ceremonia realizada en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, Bachelet dijo que "no podemos demorar más el inicio de este proceso, porque además, creemos que la reconstrucción va mucho más allá de las obras de concreto (cemento)".

La mandataria, que asumió el pasado 11 de marzo, agregó que su Gobierno está cumpliendo un compromiso adquirido durante su campaña "que nació justamente de las conversaciones con muchísimas personas a lo largo de nuestro país, durante el año pasado sobre los problemas que aún viven".

"Nadie tiene más derecho de opinar y hacer valer sus asuntos y puntos de vista que quienes viven en las zonas más afectadas por desastres naturales, y que todavía tienen esos efectos en sus vidas" subrayó.

El terremoto y posterior maremoto del 27 de febrero del 2010, dejó 526 muertos, 800 mil damnificados y más de 30 mil millones de dólares en pérdidas.