• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

BID aprobó préstamo a Costa Rica para enfrentar desastres naturales

Debido a su ubicación geográfica, Costa Rica se halla altamente expuesta a amenazas meteorológicas y geofísicas tales como terremotos, inundaciones y ciclones tropicale

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó hoy un préstamo contingente de 100 millones de dólares a Costa Rica para fortalecer la capacidad de respuesta del país ante los desastres naturales.

El organismo internacional recordó que debido a su ubicación geográfica, Costa Rica se halla altamente expuesta a amenazas meteorológicas y geofísicas tales como terremotos, inundaciones y ciclones tropicales.

"Sólo en los últimos 40 años Costa Rica ha experimentado 53 desastres naturales de diverso tipo y ha sufrido pérdidas económicas superiores a los 1.100 millones de dólares que han afectado a 1,7 millones de personas", dijo Juan José Durante, jefe del equipo del proyecto del BID, en nota de prensa.

"Sumado a ello, es el segundo país más vulnerable del mundo a las amenazas múltiples, con un 37 por ciento de su área total vulnerable a tres o más clases de amenazas", precisó Duarte.

El préstamo otorgará a Costa Rica acceso a financiación contingente para hacer frente a los gastos públicos extraordinarios causados por las emergencias naturales.

Entre los elementos que serán cubiertos por el crédito figuran: equipo médico, vacunas y medicamentos; instalaciones y equipo para refugios temporales, alimentos para poblaciones afectadas, y el costo del personal de emergencia necesario para atender a los damnificados.

Asimismo, están incluidos el alquiler a corto plazo de equipo e instalaciones de energía, transporte y comunicaciones, y de espacios para almacenamiento; la rehabilitación temporal de infraestructura, y la reanudación de servicios básicos inmediatamente después de ocurrido el desastre.

Los fondos proceden de la Facilidad de Crédito Contingente para Emergencias por Desastres Naturales del organismo internacional y cuenta con un plazo de amortización de 25 años de plazo, con cinco años y medio de gracia.