• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ayer China se quedó sin Internet

Imagen alusiva a Internet

Imagen alusiva a Internet

La madrugada del domingo, una parte de los sitios que usan el dominio .cn permanecieron inactivos durante horas, como consecuencia de lo que el gobierno de Pekín ha considerado el mayor ataque de denegación de servicio al que se haya enfrentado. No hay información sobre los responsables

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La madrugada del domingo, una considerable parte de los sitios que usan el dominio .cn no estuvieron disponibles durante unas horas, como consecuencia de lo que el gobierno de Pekín ha considerado el mayor ataque de denegación de servicio al que se haya enfrentado. Este lunes el problema pareciera estar resuelto, aunque no hay información sobre quién estaría detrás de este ataque. Así lo reseña The Wall Street Journal.

El Centro de Información de Redes de Internet de China informó que un primer ataque se produjo a las 2:00 de la madrugada del domingo. Dos horas más tarde le siguió uno más intenso. Esta situación obligó al Centro de Información a disculparse con los usuarios por las molestias causadas, y aseguró estar trabajando para mejorar sus "capacidades de servicio".

El ataque, que tenía como objetivo el registro que permite a los usuarios acceder a dominios .cn, probablemente dejó inactivo el registro de dos a cuatro horas, según CloudFlare, una empresa que ofrece asesoría Web y servicios de seguridad. Aunque el registro se redujo, muchos proveedores de servicios almacenan parte de los registros por un periodo de tiempo, lo que significa que el apagón sólo afectó a una parte de los sitios web de algunos usuarios.

Los ataques de denegación de servicio causan fuertes interrupciones en una computadora o red con un alto nivel de actividad en línea. Por lo general, los ataques se originan en redes de computadoras que han sido secuestrados por el malware o virus.

CloudFlare registró una caída de 32% en el tráfico de sitios con dominio chino luego del incidente.

Matthew Prince, jefe ejecutivo de la empresa, declaró a The Wall Street Journal: "No necesariamente es correcto inferir que el atacante en este caso tenía una sofisticación técnica o recursos significativos. Podría haber sido un solo individuo".