• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Autoridades de EE UU investigan presunto "hackeo" a campaña de Clinton

Clinton prometerá “crear más oportunidades y más trabajos con mejores salarios” en Estados Unidos | Foto AFP

Hillary Clinton | Foto: AFP

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés) difundió un comunicado en el que informa que está investigando el "pirateo de múltiples entidades políticas", sin embargo no precisó las víctimas de esos ataques informáticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los responsables del robo de 20.000 correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC, por su sigla en inglés) de EE.UU. también piratearon la campaña presidencial de su candidata, Hillary Clinton.

La campaña de Clinton admitió en un comunicado que los "hackers" accedieron a su sistema como parte del ataque al DNC, pero aclaró que los informáticos que trabajan para ella "no han hallado pruebas" de que estos sistemas "hayan sido comprometidos".

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés), por su parte, divulgó un comunicado en el que informa que está investigando el "pirateo de múltiples entidades políticas", aunque no precisó las víctimas de esos ataques informáticos.

"El FBI se toma en serio cualquier denuncia de intrusión, y vamos a pedir cuentas a aquellos que supongan una amenaza para el ciberespacio", agregó esa institución, que también investiga si Rusia está detrás de estos ataques.

Los ataques informáticos contra el DNC se conocieron la semana pasada, cuando Wikileaks publicó unos 20.000 correos electrónicos que pusieron en evidencia el trato de favor de la cúpula demócrata por Clinton frente al senador Bernie Sanders durante las primarias.

Esa filtración provocó la dimisión de la presidenta del DNC, la también congresista Debbie Wasserman Schultz.

Mientras los demócratas se recuperaban de las heridas producidas por la filtración, el fundador de Wikileaks, Julian Assange, advirtió de que su organización se encuentra en posesión de "mucho más material" relacionado con la campaña presidencial de EE.UU.

La cúpula demócrata mantiene que Rusia está detrás de la filtración que tendría como objetivo perjudicar a Clinton frente al republicano Donald Trump, una teoría insinuada por el propio presidente estadounidense, Barack Obama, y con la que el FBI trabaja.

Rusia, por su parte, ha tachado de "absurdas" las acusaciones y advertido de que dañan las "relaciones bilaterales".