• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Autobús con duchas para desamparados

Fue equipado con donaciones privadas y se conecta a hidrantes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una organización sin fines de lucro tomó un enfoque novedoso para ayudar a los desamparados en San Francisco con un autobús donde pueden ducharse.
 
El autobús, que era parte de la flotilla de transporte público, fue equipado con baños privados y tiene duchas con agua caliente, toallas limpias, champú y jabón gratis. La fundadora del esta ducha ambulante, Lava Mae, dijo que quería devolver un sentido de dignidad a quienes viven en las calles.
 
"Si alguien no tiene techo y vive en las calles, está sucio y trata de mejorar su aspecto, porque así no puede ir a una entrevista de trabajo, no puede solicitar vivienda y uno se desconecta de su sentido de humanidad", dijo Doniece Sandoval. "Así que una ducha es algo estupendo para la gente".
 
Lava Mae dijo que el autobús permite llegar a los desamparados dispersos por toda la ciudad. Y tener una instalación sobre ruedas elimina la posibilidad de aumentos de alquiler y desalojo en una ciudad donde los inmuebles son caros.
 
Un estudio sobre los desamparados en el 2013 contabilizó más de 6.400 en San Francisco.
 
Funcionarios municipales están probando un programa similar de inodoros móviles en el distrito Tenderloin, donde son comunes las quejas sobre excremento humano en las calles. Los retretes estarán disponibles en tres lugares de las 2 p.m. a las 9 p.m. de martes a viernes y luego se retirarán para limpiarlos, informó el Departamento de Obras Públicas.
 
El costo de 75.000 dólares para equipar el autobús Lava Mae se cubrió con donaciones privadas, entre ellas de la compañía tecnológica Google, cuyos autobuses para empleados en San Francisco han generado protestas de quienes los consideran un símbolo de la desigualdad económica y aburguesamiento de la zona.
 
El gobierno municipal permite a Lava Mae usar tomas de agua contra incendios para obtener agua.
 
Ralph Brown, un jubilado de las fuerzas armadas de 55 años que ha estado viviendo en las calles durante aproximadamente un año, se bañó en el autobús Lava Mae en su primer día de servicio el mes pasado. Fue su primer baño en varios días.
 
"Cuando la gente se aleja de ti en el autobús es momento de tomar una ducha", comentó.
 
Algunos albergues para desamparados en la ciudad tienen duchas, pero la fila de espera puede ser larga. El autobús de Lava Mae ofrece además música relajante.
 
"En el interior es una especie de viaje porque cuenta con alta tecnología y es ingenioso", señaló. "Yo sencillamente me siento mucho mejor".