• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Australia dice que supuestos restos de avión podrían haberse hundido

Miembros de la Royal Australian Air Force | Reuters

Miembros de la Royal Australian Air Force | Reuters

El ministro de Defensa de Malasia, Hishammuddin Hussein, afirmó que los investigadores enfrentan un "viaje largo", pero están conscientes de que el reloj está corriendo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El equipo internacional que busca el vuelo MH370 de Malaysia Airlines en el sur del Océano Indico no ha encontrado rastros hasta el momento y el viceprimer ministro de Australia dijo que objetos captados por un satélite y que se presume pertenecerían a la aeronave podrían haberse hundido.

Aviones y barcos han reanudado la búsqueda en el Mar de Andamán entre la India y Tailandia, sobre áreas que ya habían sido barridas exhaustivamente para hallar alguna pista sobre uno de los misterios más inexplicables en la aviación moderna.

El avión Boeing 777 se perdió hace casi dos semanas costa afuera de Malasia con 239 personas a bordo.

No ha habido señales confirmadas de restos del avión, pero dos objetos captados por un satélite que flotaban en la parte sur del Océano Indico fueron considerados una pista creíble y desencadenaron una intensa búsqueda el jueves.

Las autoridades australianas dijeron que el primer avión que peinó los traicioneros mares en un área a alrededor de 2.500 kilómetros al sudoeste de Perth el viernes volaba de vuelta sin haber conseguido ver los objetos captados por un satélite hace cinco días.

"Algo que estaba flotando en el mar podría ya no estar flotando desde hace tiempo", afirmó el viceprimer ministro australiano, Warren Truss, a periodistas en Perth.

"Podría haberse hundido hasta el fondo", añadió.

Pero la búsqueda continúa y este fin de semana se sumarán aviones chinos y japoneses a la flota de naves australianas, neozelandesas y estadounidenses que ya participan en la búsqueda.

"Es casi el punto más inaccesible que puedan imaginarse sobre la faz de la Tierra, pero si hay alguna cosa allí, la encontraremos", declaró el primer ministro australiano, Tony Abbott, a periodistas en Papúa Nueva Guinea, donde se encuentra de visita.

"Ahora, podría tratarse sólo de un contenedor que se cayó de un barco. Simplemente no sabemos, pero le debemos a las familias, amigos y seres queridos (de los desaparecidos) el hacer todo lo que podamos por tratar de resolver lo que es hasta ahora un acertijo extraordinario", agregó.

Los investigadores sospechan que el vuelo MH370, que despegó desde Kuala Lumpur rumbo a Pekín poco después de la medianoche del 8 de marzo, fue desviado en forma deliberada en miles de kilómetros desde su trayectoria programada.

Las pesquisas se concentran en un secuestro o en un sabotaje, pero no se han descartado problemas técnicos.

La búsqueda del avión también continúa en otras regiones, incluyendo un amplio corredor al norte, desde Laos hasta Kazajistán.

En el Océano Indico, tres aviones australianos P-3 Orion se unieron al P-8 Poseidon de alta tecnología de la Marina de Estados Unidos y a una aeronave civil Bombardier Global Express para escudriñar la zona de 23.000 kilómetros cuadrados, dijo la Autoridad de Seguridad Marítima Australiana.

El ministro de Defensa de Malasia, Hishammuddin Hussein, afirmó que los investigadores enfrentan un "viaje largo", pero están conscientes de que el reloj está corriendo.

La "caja negra" del avión, que registra conversaciones y datos, sólo transmite una señal electrónica por cerca de 30 días antes de que se acabe su batería. Después de eso es mucho más difícil su localización.

A los investigadores les tomó dos años encontrar la caja negra del avión de Air France que se estrelló en el Océano Atlántico una noche tormentosa en junio del 2009.

Estudio de satelites

Ha habido muchas pistas falsas y ningún hallazgo confirmado de los restos del vuelo MH370 desde que desapareció al este de Malasia menos de una hora después de despegar.

También han surgido críticas a la investigación y a las operaciones de búsqueda, mientras más de 20 países se movilizan para superar obstáculos logísticos y diplomáticos.

Los investigadores que reúnen los datos fragmentarios de satélites y radares militares creen que minutos después de que su transpondedor fue desconectado mientras cruzaba el Golfo de Tailandia, el avión viró hacia el oeste y volvió a cruzar la Península de Malaca, siguiendo una ruta establecida hacia la India.

Lo que sucedió a continuación no está claro, pero débiles señales electrónicas captadas por un satélite comercial sugieren que la aeronave voló por al menos seis horas.