• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Aumentaron a 180 los fallecidos en atentado suicida en el centro de Bagdad

El primer ataque causó un enorme incendio en la zona comercial de Karrada en el centro de Bagdad

Foto: Agencias

El atentado, reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico, es el ataque individual más mortífero registrado este año en Irak 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La cifra de muertos del atentado suicida perpetrado en la madrugada del domingo en una zona comercial del centro de Bagdad aumentó a 180, mientras que los heridos son 230, informó hoy a EFE una fuente de la policía iraquí.

Este atentado, reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), es el ataque individual más mortífero registrado este año en Irak.

El suicida detonó un vehículo cargado de explosivos frente a una famosa heladería de la avenida principal del distrito de Al Karrada, de mayoría chií.

Entre las víctimas hay niños y mujeres, que estaban realizando sus compras para la festividad musulmana del Aid al Fitr, con la que finaliza el mes sagrado de Ramadán y que se celebrará dentro de pocos días.

Varias tiendas y vehículos quedaron destruidos y calcinados en esta zona comercial, según las fuentes policiales, que ayer cifraron en 125 los fallecidos y en 135 los heridos.

El EI asumió la autoría del atentado en un comunicado firmado por Wilayat Bagdad (Provincia de Bagdad) y difundido en las redes sociales, en el que aseguró que el objetivo eran los chiíes.

"En el marco de las permanentes operaciones de seguridad de los soldados del califato en la ciudad de Bagdad, el hermano muyahidín (guerrero santo) Abu Maha al Iraqui logró hacer estallar su coche bomba en una concentración de renegados (chiíes)", se indica en la nota publicada ayer.

Por su parte, el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, dio anoche instrucciones para reforzar las medidas de seguridad en Bagdad y otras provincias de Irak, según un comunicado.

Al Abadi pidió a la Comandancia de Operaciones de Bagdad que acelere los esfuerzos para aplicar "el cinturón de seguridad" alrededor de la capital.

Asimismo, urgió a los servicios de seguridad a retirar los aparatos portátiles de detección de explosivos falsos ADE, por cuya venta el empresario británico James McCormick fue condenado en 2013 a diez años de cárcel.

Al respecto, el primer ministro ordenó reabrir una investigación sobre "los contratos corruptos de adquisición de esos equipos y perseguir a los órganos implicados", así como acelerar la instalación de aparatos para inspeccionar los vehículos eficaces.

Irak libra una cruenta lucha contra el EI desde junio de 2014, cuando el grupo terrorista se hizo con amplias zonas del norte y centro del país y proclamó un califato.