• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Aumentan a más de 60.000 los kurdos que huyen de Siria a Turquía en un día

Refugiados sirios esperan en la frontera con Turquía tras dejar sus hogares, cerca de Sanliurfa, Turquía / EFE

Refugiados sirios esperan en la frontera con Turquía tras dejar sus hogares, cerca de Sanliurfa, Turquía / EFE

Escapan de los ataques del grupo extremista Estado Islámico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ya son más de 60.000 los kurdos procedentes de Siria que han entrado en Turquía desde la noche del viernes hasta la tarde del sábado, huyendo de los ataques del Estado Islámico, según informó el viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus, en una rueda de prensa.

Kurtulmus se desplazó este sábado a la provincia de Urfa, uno de los puntos por donde se inició la llegada de esta oleada de refugiados kurdos, desde donde habló con los medios.

"Doy la bienvenida a quienes proceden de Kobane (una localidad asediada por el EI durante la última semana). Espero que puedan retornar a sus hogares, tan pronto como sea posible. La cifra de los que han venido a Turquía es de más de 60.000", dijo.

El recuento de nuevos refugiados ha ido ascendiendo a lo largo del día a medida que se actualizaban los datos, alcanzando una cifra récord desde el inicio de la crisis de Siria. Turquía se vio obligada el viernes a abrir ocho puntos fronterizos para acoger la avalancha de personas que huían del acoso del EI.

"Abrimos ocho puntos de la frontera y 45.000 sirios kurdos han entrado a Turquía. No hay país en el mundo, sin importar lo rico que sea, que pueda acoger a 45.000 refugiados en una sola noche", declaró Kurtulmus durante la mañana del sábado.

Los refugiados han sido acogidos en diversos lugares, apuntó Kurtulmus, quien recordó que la frontera entre Siria y Turquía se abrió al mediodía del viernes para los sirios kurdos que huyen de los crecientes ataques del EI.

Inicialmente, el plan del gobierno turco era prestar ayuda a los desplazados en la parte siria de un solo punto de la frontera.

Algunos se refugiaron con sus familias, y otros se han instalado en edificios públicos, escuelas o tiendas de campaña.

En los últimos días, la tensión había crecido en los pasos fronterizos hasta el punto de que los kurdos de los pueblos fronterizos turcos exigían que se abriera el paso a los familiares que se agolpaban al otro lado de la valla y se enfrentaron a los militares lanzando piedras, a lo que las tropas respondieron con gases lacrimógenos.