• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Atentado de las FARC causó ocho muertos en Colombia

Soldados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) | Cortesía Minci

Soldados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) | Cortesía Minci

El presidente Juan Manuel Santos calificó el ataque de irracional y el Ejército lo atribuyó al sexto frente de la guerrilla comunista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por lo menos ocho muertos causó un atentado terrorista atribuido por el Ejército a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, en el municipio de Inzá, en el departamento del Cauca al suroeste del país. 

Los guerrilleros hicieron explotar un carro cerca de la estación de policía del municipio, lo que provocó el derrumbe de la edificación y sepultó a los militares y a los civiles, según las autoridades. 

En el ataque murió un mayor del Ejército, dos tenientes, un sargento, un soldado, un subteniente de la policía y dos civiles, detalló el informe policial, en el que además se indicó que resultaron heridos otros siete funcionarios, sin precisar su estado.

"Con este hecho se demuestra que las FARC, de manera sistemática, continúan cometiendo actos de terrorismo contra la población civil, colocando en riesgo su vida", señaló un comunicado de prensa del gobierno. De acuerdo con el Ejército, el ataque, perpetrado en las primeras horas de ayer, fue obra del sexto frente de las FARC.

"Es un hecho muy lamentable, hemos podido conocer de manera preliminar que a bordo de un vehículo que transportaba cebolla habían lanzado unos cilindros contra las instalaciones de la policía y contra las viviendas aledañas", informó a periodistas Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional.

"Es un ataque terrorista realmente irracional", afirmó el presidente Juan Manuel Santos, quien presidirá un Consejo de Seguridad con altos mandos militares y de la policía en Popayán, capital del Cauca. 

Desde hace un año la guerrilla y el gobierno de Santos negocian en Cuba un acuerdo de paz sin que en Colombia las partes hayan cesado el enfrentamiento armado. Santos se ha abstenido de aceptar un cese al fuego por considerar que ello le daría una ventaja estratégica a la agrupación insurgente.

El mandatario, por el contrario, ha ordenado a las Fuerzas Armadas arreciar la ofensiva contra la guerrilla.