• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Trabajadores protestan contra medidas impuestas por la Troika

Pese a la lluvia, miles de griegos protestaron en Atenas contra la posibilidad de nuevos recortes | EFE

Pese a la lluvia, miles de griegos protestaron en Atenas contra la posibilidad de nuevos recortes | EFE

Sindicatos del sector privado y público convocaron un paro de 24 horas y marcharon bajo la lluvia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miles de trabajadores griegos en huelga marcharon hacia el Parlamento para protestar contra las medidas impuestas por los prestamistas internacionales, cuyos inspectores se encuentran reunidos en Atenas para revisar la evolución del programa de rescate.

Los mayores sindicatos del sector público y privado convocaron un paro general de 24 horas que provocó el cierre de escuelas, universidades, juzgados y las oficinas municipales así como la interrupción de vuelos. Sin embargo, los comercios abrieron sus puertas como cualquier día laborable.

"Mucha gente no hace huelga porque tiene miedo a ser despedida con las nuevas leyes laborales o no puede perder ni un solo día de su salario", dijo Dimitris, un jubilado que saca un dinero adicional trabajando en un garaje.

Según la policía, en la manifestación estuvieron presentes alrededor de 11.500 personas que marcharon gritando consignas como: “Ningún funcionario sobra, el que sobre es Samarás.” “Ya hemos tenido bastante, hemos perdido nuestra dignidad", denunció Fotini Halikiopoulou, un empleado del sector público de 55 años. "Hemos sacrificado todo y ellos no están cediendo un milímetro", agregó refiriéndose a los miembros de la troika.

Menos manifestantes. La participación en la protesta principal de Atenas no contó con tanta gente como en manifestaciones anteriores debido a que la dirección de las dos principales centrales sindicales del sector privado y público, decidieron suspender sus marchas debido a la lluvia. Las movilizaciones han decaído este año, con una creciente sensación de resignación entre los griegos. Aun así, la furia contra la austeridad promovida por Alemania y el gobierno de coalición del primer ministro Antonis Samarás persiste.

No se tomarán medidas extremas. Samarás rechazó más recortes generalizados de salarios y pensiones o subidas de impuestos para salvar cualquier brecha presupuestaria. "La sociedad no puede con ello, la economía no puede con ello y ni siquiera es necesario en la actual situación financiera del  país", dijo el primer ministro en una entrevista televisada el martes.

Grecia y sus prestamistas no se han puesto de acuerdo sobre el tamaño del agujero presupuestario para el año que viene, lo que disparó las especulaciones sobre una nueva serie de impopulares recortes. El Ejecutivo asegura que el agujero en el financiamiento será sólo de 500 millones de euros en 2014, mientras la troika considera que alcanzará 2.500 millones.  El país está en el sexto año de recesión económica y ha visto repetidas series de medidas de austeridad que llevaron el desempleo a un récord superior al 27%.