• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ataques en Francia, Kuwait y Túnez causaron 65 muertes

En Kuwait el Estado Islámico acusó a los chiítas de promover el politeísmo y de intentar extender su ideología entre los sunitas  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tres ataques calificados de terroristas por las respectivas autoridades  fueron perpetrados en Francia, Kuwait y Túnez, que causaron cerca de 25 muertos y más de 260 heridos. Aún no se ha establecido vinculación entre los hechos.

En Francia las autoridades dan prioridad a la pista del terrorismo salafista en la decapitación ayer de un empresario, en un atentado en una planta química del este del país.

Yashim Salhi, empleado de una compañía de paquetería,  fue arrestado cuando manipulaba botellas de acetona del grupo químico estadounidense Air Products en Saint-Quentin-Fallavier, cerca de Lyon. Antes había colgado en la reja de la fábrica la cabeza de su patrón, un empresario francés que lo contrató en marzo pasado y la rodeó de banderines con la inscripción en árabe de la "Chahada", la exaltación de la fe musulmana.

Posteriormente estrelló la furgoneta de la empresa de reparto en la que trabajaba contra un hangar repleto de bombonas de gas y acetona. La explosión destrozó el auto, desintegró el techo del vehículo y buena parte del almacén. Pero no causó víctimas, por lo que Salhi se dirigió hacia el otro hangar, donde fue reducido por los bomberos que acudieron después de la primera explosión.

Algunos países europeos como España aumentaron las medidas de seguridad.

En Kuwait el grupo yihadista Estado Islámico perpetró un atentado contra la mezquita chiíta del imán Al Sadik, situada en el centro de la capital kuwaití, en el que hubo por lo menos 27 muertos y 227 personas heridas.

El ataque, lanzado por un terrorista suicida, sorprendió a los creyentes que participaban en la oración del mediodía del viernes.

En un comunicado el Estado Islámico acusó a los chiítas de promover el politeísmo y de intentar extender su ideología entre los sunitas, credo al que pertenecen los seguidores del grupo extremista.

En Túnez 37 personas murieron y 36 resultaron heridas en un atentado cometido por dos hombres en el hotel Imperial Marhaba, de la cadena española Riu, en la localidad turística de Susa.

Los jefes de seguridad del hotel contaron que dos jóvenes que parecían turistas que disfrutaban del sol entraron en la playa y comenzaron a disparar de manera indiscriminada.

La policía tunecina confirmó que uno de los terroristas murió en el tiroteo que siguió al asalto y un presunto atacante huyó. Otras dos personas fueron detenidas. Ninguna organización se ha adjudicado la autoría del hecho.

Yihadismo en Francia
Las autoridades se inclinaron por el móvil del islamismo radical del atacante francés, el nombre de Yashim Salhi no era ajeno a los servicios secretos franceses; aunque no tenía antecedentes el hombre fue objeto de un seguimiento especial entre 2006 y 2008 por su cercanía a movimientos radicales islámicos.

Sangre en la arena
“Ha sido una masacre. Empezaron a gritar palabras en árabe y a disparar a todo el mundo. Ha sido el peor día de mi vida”, dijo Helga, una jubilada alemana, por el atentado en la playa de Susa. Alemanes, belgas y británicos componen la mayoría de las víctimas mortales. Varios cadáveres yacían todavía en la playa.

Chiítas bajo amenaza
Jeques chiítas y sunitas condenaron el ataque y llamaron a la unidad de los ciudadanos de ambos credos ante los que pretenden desgarrar la unidad del emirato. El Ministerio de Interior de Kuwait calificó lo ocurrido de crimen cobarde e insistió en que los culpables serán detenidos y llevados ante la justicia.