• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ataques en Bagdad dejaron al menos 25 personas muertas

Los atentados se produjeron a plena luz del día, avivando la preocupación respecto de la frágil seguridad en Irak, que está bajo una creciente presión del conflicto cada vez más sectario que envuelve a la vecina Siria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ataques coordinados y un tiroteo en el corazón de Bagdad, la capital iraquí, provocaron la muerte de al menos 25 personas el jueves, cerca de la fortificada Zona Verde, donde se encuentran varias embajadas occidentales, dijeron policías y médicos.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad por las explosiones, pero durante este año insurgentes musulmanes suníes han estado redoblando sus esfuerzos por socavar al Gobierno de Irak liderado por chiíes y fomentar un conflicto sectario.

Los atentados se produjeron a plena luz del día, avivando la preocupación respecto de la frágil seguridad en Irak, que está bajo una creciente presión del conflicto cada vez más sectario que envuelve a la vecina Siria, el cual amenaza con alterar su delicado equilibrio de poder entre chiíes y suníes.

La policía dijo que dos carros bomba fueron detonados, uno de ellos cerca del edificio del Ministerio de Justicia, antes de que un atacante suicida en un auto se inmolara cerca de una oficina del Ministerio del Interior.

Un segundo suicida en un carro bomba se dirigió después al Ministerio de Justicia y militantes atacaron el edificio, enfrentándose a las fuerzas de seguridad iraquíes, que finalmente retomaron el control.

"Fui al segundo piso a hacer algo cuando escuché una enorme explosión, y luego otra más", dijo Ammar Ghanim, un policía que estaba dentro del ministerio cuando ocurrió el ataque.

"Escuchamos un tiroteo y unos pocos minutos después tres atacantes que vestían uniformes militares subieron al segundo piso y comenzaron a disparar al azar (...) Me dispararon en la pierna y estoy muy orgulloso de haber matado a uno de ellos", comentó.

Entre los fallecidos había al menos siete policías y 15 civiles, dijeron médicos y autoridades. Tres militantes también perdieron la vida. Al menos 50 personas resultaron heridas.

El Gobierno de poder compartido de Irak ha quedado casi paralizado desde que las tropas estadounidenses dejaron el país hace más de un año y el primer ministro Nuri al-Maliki, un chií, ha debido afrontar protestas en el bastión suní iraquí, que comparte una porosa frontera con Siria.

La violencia se ha intensificado a medida que la oposición suní ha crecido, y un grupo insurgente iraquí inspirado en al Qaeda ha instado a los manifestantes a tomar las armas en contra del gobierno.