• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ataque a Siria depende del informe de los inspectores de la ONU

Inspectores de la ONU en Siria / REUTERS

Inspectores de la ONU en Siria / REUTERS

El Gobierno de David Cameron proclama estar "legalmente autorizado" a atacar Siria, pero la oposición de diputados de su propio partido obliga al primer ministro británico a esperar al dictamen de los inspectores. Estados Unidos ha desplegado un quinto destructor, un buque equipado con misiles de crucero, frente a la costa de Siria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El inminente ataque a Siria consensuado a principios de la semana por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro británico, David Cameron, esperará por el informe de los inspectores de Naciones Unidas para buscar una justificación sólida que disipe las resistencias a la acción militar.

Al menos esto es lo que se interpreta de lso últimos movimientos de los líderes desde Washington y Londres. Cameron dijo este jueves en el parlamento británico que sería "impensable" atacar militarmente a Siria si hay una "abrumadora oposición" en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El líder conservador explicó que una intervención militar en Siria no supondría, a diferencia de Irak, "una invasión ni tomar partido", sino una respuesta al "horrendo" uso de armas químicas.

Cameron se dirigió a los diputados al comienzo de una sesión parlamentaria de urgencia que votará, alrededor de las 21.00 GMT, sobre el "principio" de una intervención militar en respuesta a los supuestos ataques con armas químicas del régimen sirio, si bien los laboristas ya han anunciado que van a rechazarlo.

La Cámara de los Comunes, por exigencia del Partido Laborista, esperará hasta el dictamen de los inspectores de la ONU desplegados en Siria para pronunciarse en una segunda votación, en fecha aún no determinada, sobre la intervención directa de Londres en el conflicto.

Por su parte, Obama dijo en una entrevista televisada la noche del miércoles que Estados Unidos tiene pruebas contundentes del uso de armas químicas por parte del presidente Al Asad: "el Gobierno sirio ha sido el responsable de esto y, por tanto, tiene que haber una respuesta internacional”.

La mañana del jueves, EE UU ha desplegado un quinto destructor, un buque equipado con misiles de crucero, frente a la costa de Siria, ante el posible inminente ataque a Siria, según informan AFP y Reuters.

El Gobierno británico presentó este miércoles en el Consejo de Seguridad una propuesta de resolución en la que se solicita autorización por “el uso de todos los medios necesarios” para proteger a la población civil en Siria, copiando el modelo que se utilizó en 2011 con Libia.

La resolución parece condenada al fracaso, puesto que Rusia, que tiene derecho de veto, ha dejado muy claro que no la va a respaldar. Pero en el debate se intentará dejar claro que las potencias occidentales han hecho todo lo posible para que el organismo que mejor representa la voluntad de la comunidad internacional se implique en esta crisis, aunque los tres países más involucrados han advertido claramente que no creen necesaria una resolución de la ONU para actuar.

Ninguno de los tres gobiernos que ejercen el liderazgo de la operación (EE UU, Reino Unido y Francia) quiere repetir los errores pasados, y buscan las mayores garantías de que la acción será lo más limpia posible, desde el punto de vista militar, y lo más justificada posible, desde el punto de vista político.