• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Ataque contra la ONU en Somalia deja 15 muertos

En una rueda de prensa, el ministro somalí del Interior, Abdikarim Guled, precisó que, de entre los 15 fallecidos, 4 eran trabajadores extranjeros, 4 guardias de seguridad y 7 eran asaltantes de Al Shabab

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al menos 15 personas murieron hoy y otras 18 resultaron heridas tras el ataque de la milicia integrista islámica somalí Al Shabab al recinto de las Naciones Unidas en Mogadiscio, informó hoy el Gobierno de Somalia.

En una rueda de prensa, el ministro somalí del Interior, Abdikarim Guled, precisó que, de entre los 15 fallecidos, 4 eran trabajadores extranjeros, 4 guardias de seguridad y 7 eran asaltantes de Al Shabab.

Los heridos son civiles que pasaban junto al recinto y guardias de seguridad de los edificios, y ya han sido trasladados a hospitales cercanos para recibir tratamiento.

Además, las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) aseguraron haber recuperado el control del recinto de la ONU, atacado primero por un carro bomba alrededor del mediodía local de hoy (09:00 hora GMT), al que siguió el asalto de un número indeterminado de milicianos.

A través de su cuenta en Twitter, Amisom afirmó que sus soldados estaban desplegados en el recinto "a los pocos minutos" de comenzar el ataque, y que "actualmente, han asegurado" el complejo.

El primer ministro somalí, Abdi Farah Shirdon, confirmó, a través de un comunicado de prensa, que "las fuerzas de seguridad de Somalia y de Amisom respondieron inmediatamente tras las explosión inicial y lograron controlar la situación".

Asimismo, Shirdon condenó el suceso y señaló que "los somalíes rechazan a Al Shabab".

"Mientras Unsom (la delegación de la ONU en el país del Cuerno de África) y nosotros reconstruimos Somalia, ellos no ofrecen sino sufrimiento y destrucción. Alá los condenará", sentenció el primer ministro.

Por su parte, el representante especial de la Unión Africana (UA) en Somalia, Mahamat Saleh Annadif, lamentó y rechazó el "cobarde ataque llevado a cabo por los terroristas de Al Shabab".

"Estos ataques futiles de Al Shabah solo van dirigidos a interrumpir la voluntad del pueblo somalí para recuperarse de años de violencia en Somalia, y no impedirán nuestros esfuerzos colectivos para seguir apoyando a los somalíes en la reconstrucción de su país", señaló Annadif en un comunicado.

Mientras tanto, Al Shabab, consideró a las Naciones Unidas "un mercader de muerte y una fuerza satánica del mal" con "un largo y vergonzoso historial de difusión de pobreza, dependencia y descrédito", en un mensaje difundido por su cuenta de Twitter.

A pesar de los avances logrados el pasado año en el terreno político, Somalia se encuentra todavía inmersa en un prolongado y complejo conflicto armado.

Las tropas de Amisom, el Ejército somalí, las Fuerzas Armadas etíopes y varias milicias progubernamentales combaten a Al Shabab, la milicia fundamentalista islámica dominante desde 2006.

Al Shabab, que anunció en febrero de 2012 su unión formal a la red terrorista Al Qaeda, lucha supuestamente para instaurar un estado islámico de corte wahabí en Somalia.

Aunque las tropas aliadas arrebataron a finales del pasado septiembre a Al Shabab su mayor bastión, la ciudad costera sureña de Kismayo, los radicales todavía controlan buena parte del centro y el sur de Somalia, donde el frágil Ejecutivo del país aún no puede imponer su autoridad.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un Gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra que responden a los intereses de un clan determinado y bandas de delincuentes armados.