• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Atacan sede del PRI en el estado de Guerrero

El enfrentamiento dejó varios heridos | Foto: EFE

El enfrentamiento dejó varios heridos | Foto: EFE

El fiscal general, Jesús Murillo, sostuvo una nueva reunión en el aeropuerto de Chilpancingo con los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Continúan las protestas por el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala. Ayer un grupo de maestros atacó la sede del Partido Revolucionario Institucional (al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto) en Chilpancingo, capital del estado de Guerrero, una agresión que fue repelida por la policía.

Los docentes llegaron cerca de mediodía a las instalaciones del PRI y se metieron a la fuerza para causar destrozos y prenderles fuego. La policía antidisturbios intervino para frenar los destrozos, lo que causó un enfrentamiento con los miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero.

Los maestros, quienes acampan desde hace semanas en el Zócalo de Chilpancingo, han protagonizado numerosas protestas por la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, con acciones pacíficas, pero también con ataques violentos como el de ayer.

Algunos de los manifestantes estaban encapuchados y armados con palos, piedras y cócteles molotov que tiraron contra los agentes antimotines. El enfrentamiento dejó varios heridos, según la prensa local, aunque no había confirmación oficial sobre la cantidad ni la gravedad de los mismos. Se vieron ambulancias en la zona.

El dirigente del PRI en Guerrero Cuauthémoc Salgado, quien despacha en el edificio atacado, explicó a Milenio Televisión que llegaron unas 400 o 500 personas a arremeter contra la sede del partido, en la que había 60 trabajadores que pudieron salir de las instalaciones.


Otro encuentro. El fiscal general de México, Jesús Murillo, sostuvo ayer una nueva reunión en el aeropuerto de Chilpancingo con los familiares de los estudiantes desaparecidos, confirmaron fuentes cercanas a los padres.

El encuentro en la capital de Guerrero tuvo como objetivo informar a los familiares sobre los avances en la investigación, después de un encuentro realizado el viernes pasado en la misma terminal aérea.

En la reunión del viernes, Murillo anunció a los familiares que tres miembros del cártel Guerreros Unidos detenidos la semana pasada confesaron que asesinaron a más de 40 personas que dijeron ser estudiantes y los quemaron durante más de 14 horas para no dejar rastros.

Después el fiscal ofreció una rueda de prensa en la capital mexicana, en la que dijo que los estudiantes serían considerados desaparecidos hasta que pruebas genéticas a los restos encontrados permitan su plena identificación.

Los familiares de los 43 estudiantes aseguraron luego que mientras no haya pruebas seguirán exigiendo la búsqueda de sus hijos vivos y acusaron al gobierno de torturarlos de “manera descarada”.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se comprometió en un encuentro con los familiares celebrado el 29 de octubre en la residencia oficial de Los Pinos a informarles el desarrollo de las investigaciones antes de hacer anuncios a la prensa.


Solidaridad. En Caracas, un grupo de personas encabezado por la presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Central de Venezuela, Sairam Rivas, marcharon para expresar su solidaridad con los jóvenes de Iguala.

“43 duelen tanto como 46 (en referencia al número de fallecidos durante las protestas en Venezuela). “Justicia ya”, fue uno de los lemas de los manifestantes, que se concentraron a media mañana en la Plaza Brión de Chacaíto.

Desde allí caminaron hasta la sede de la Embajada de México en Venezuela –ubicada en la urbanización El Rosal, a unas pocas cuadras del punto de partida– y fueron recibidos por el jefe de la delegación diplomática.