• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Asociaciones españolas de niños robados critican no colaboración del Vaticano

La basílica de San Pedro, en el Vaticano

Otros colectivos intentaron dirigirse al Estado Vaticano pidiendo ayuda para localizar a sus familiares examinando los archivos de la Iglesia, y jamás se recibió respuesta | Foto: Archivo

El abogado recordó que la ONU ya instó en febrero de 2014 al Estado Vaticano a colaborar con las víctimas y facilitarles información sobre su filiación biológica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Varias asociaciones de niños robados en España criticaron hoy la falta de colaboración del Estado Vaticano, al que acusan de no haber respondido a ninguna de las cartas que han remitido, rogándole colaboración con los hijos robados y adoptados que buscan a sus familiares.

En un comunicado, el abogado Enrique Vila, que representa a varias de estas asociaciones, informó de que remitió hasta la fecha ocho cartas a la Santa Sede y directamente al propio papa Francisco.

En ellas, le pide "colaboración para desatascar la situación de oscurantismo que sufren los hijos robados y adoptados que buscan a sus familiares, frente a los archivos eclesiales de la Iglesia Católica Española".

Vila aseguró que, al igual que las asociaciones que representa, otros colectivos intentaron dirigirse al Estado Vaticano pidiendo ayuda para localizar a sus familiares examinando los archivos de la Iglesia, y jamás se recibió respuesta.

En España hay numerosas denuncias de robo de recién nacidos ocurridos en distintos hospitales del país durante el franquismo (1936-75) y los primeros años de la democracia que luego daban en adopción y en muchos casos están implicados monjas y sacerdotes.

El letrado, quien también busca a su propia madre, señaló que gran parte de los adoptados españoles que buscan a sus madres biológicas no puede encontrarlas pues los datos los custodian diferentes órdenes religiosas, que se niegan sistemáticamente a cumplir las resoluciones judiciales que les obligan a ello.

Eso vulnera además, según Vila, el derecho que la Constitución de España reconoce a todos los españoles el derecho de conocer a sus familiares.

Vila consideró que se trata de una "cuestión de Estado, pues la Santa Sede tiene potestad para ordenar de forma inmediata a todas las instituciones eclesiales españolas una apertura masiva de archivos a favor de la investigación de los afectados por adopciones irregulares o no.

El abogado recordó que la ONU ya instó en febrero de 2014 al Estado Vaticano a colaborar con las víctimas y facilitarles información sobre su filiación biológica.

Pero, reprochó, "siguen cerrados los archivos eclesiales de la mayoría de las congregaciones religiosas como Siervas de la Pasión, Mercedarias, Hijas de la Caridad, Oblatas, Terciarias, Capuchinas y Adoratrices, donde constan los datos de miles de madres e hijos que se buscan sin éxito".