• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Asia busca apoyo de Obama en disputas con China

Barack Obama, presidente de EE UU | AFP

Barack Obama, presidente de EE UU | AFP

Algunos en Asia ponen en duda la capacidad del presidente estadounidense para cumplir sus promesas en materia de seguridad luego de que el año pasado se retractó de lanzar un ataque militar contra Siria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En su viaje de la próxima semana a Asia, el presidente Barack Obama encontrará una región que está observando cuidadosamente la crisis de Ucrania a través del prisma de sus propias tensiones territoriales con China.

Las cuatro naciones en el itinerario de Obama —Japón, Corea del Sur, Malasia y Filipinas— tiene una disputa con Beijing por islas en los mares del sur y este de China. Sus líderes estarán ponderando la disposición del mandatario estadounidense a apoyarlos si esos conflictos se desbordan.

"Lo que podemos decir después de lo que ocurrió en Ucrania es que utilizar la fuerza para cambiar el estatus quo no es aceptable", dijo el primer ministro japonés Shinzo Abe, cuyo país tiene una feroz disputa con China.

Funcionarios del gobierno de Obama, incluido el secretario de Defensa Chuck Hagel, han adoptado en semanas recientes una posición más dura sobre los asuntos territoriales, advirtiendo severamente a China contra utilizar la fuerza militar y señalando que Estados Unidos ya tiene pactos para defender a Japón en particular. Pero en un intento por mantener buenas relaciones con Beijing, Washington no ha tomado partido formalmente en el asunto sobre qué países deberían controlar qué islas.

Analistas dicen que existen preocupaciones de que China pudiera envalentonarse dada la relativa facilidad con que Rusia arrebató la península de Crimea a Ucrania pese a las objeciones de Estados Unidos, así como por la posibilidad bastante real de que Moscú pudiera tomar más territorio.

Además, algunos en Asia ponen en duda la capacidad de Obama para cumplir sus promesas en materia de seguridad luego de que el año pasado se retractó de lanzar un ataque militar contra Siria.

"Los pesos pesados de la región se asustaron mucho por la decisión sobre Siria", dijo Douglas Paal, un diplomático estadounidense que pasó mucho tiempo en Asia y ahora es vicepresidente del Fondo Carnegie para la Paz Internacional. "Ellos nunca habían visto algo así. Han contado siempre con ejecutivos fuertes convenciendo al Congreso o actuando sin su aprobación para garantizar que se honrarán nuestras garantías de seguridad".